Starbucks se desmoviliza: No más armas en sus locales

Starbucks se desmoviliza: No más armas en sus locales

18 de septiembre del 2013

Howard Schultz, presidente de la cadena de cafés Starbucks, publicó una carta abierta a sus clientes pidiéndoles no traer armas a sus cerca de 7000 locales en Estados Unidos. Este es un giro de 180° en la política de la empresa, que hasta ayer permitía a los usuarios entrar armados a sus cafés. Los partidarios de la libre posesión de armas de Estados Unidos organizaron en agosto pasado unos “Días de Agradecimiento a Starbucks” como homenaje a su permisividad en este tema. Y, para no dejar dudas, acudieron en masa y exhibieron sus armas sin recato.

Starbucks es la única marca comercial de EE UU que permite el ingreso de armas a sus negocios. Pero su política no ha sido la de aprobar o no el armamentismo, sino la de ser tolerante con todos los grupos de la sociedad. De hecho, también ha hecho pública su aceptación del matrimonio igualitario. Pero el tema de las armas se les volvió insostenible. La empresa se convirtió en centro de presiones de uno y otro grupo: Los armamentistas, que la pintaban como el paraíso de la libertad y la presionaban para que mantuviera su postura y los anti armamentistas, que la tildaban de cómplice de las muertes ocasionadas por armas de fuego. La situación se torna más crítica cada vez que ocurre un tiroteo de los que ya se volvieron frecuentes en Estados Unidos. De ahí la decisión de la empresa de prohibir expresamente el porte de armas en todos los Starbucks.

La medida será dada a conocer oficialmente mañana, cuando aparecerá la carta abierta del Presidente de Starbucks en los periódicos nacionales, entre ellos el USA Today, New York Times, Wall Street Journal y Washington Post, entre otros.