Policías suspendidos por presunta participación en hechos de Tumaco

9 de octubre del 2017

Cuatro policías fueron detenidos por estar presuntamente involucrados en estos hechos

Policías suspendidos por presunta participación en hechos de Tumaco

Foto: Policía Nacional

Los hechos violentos que se generaron en Tumaco, Nariño, el pasado 5 de octubre, que dejó seis campesino muertos, está bajo las investigaciones de la Fiscalía General de la Nación, y de los cuerpos policiales especializados en estos casos de violencia.

Por ello, ante la solicitud que emitió la Defensoría al Fiscal y al Procurador General, de realizar una investigación especial en el hecho donde dos de las personas fallecidas eran comuneros del pueblo indígena Awá, la Policía Nacional respondió por medio de un comunicado, que cuatro oficiales serán suspendidos de sus cargos, y además, deberán evacuar la zona de El Tangil.

Textualmente, el comunicado cita lo siguiente:

1. La Institución reitera su solidaridad con las familias afectadas y ratifica su compromiso con el pueblo de Tumaco de arreciar la ofensiva contra el crimen organizado, en coordinación con nuestro Ejército Nacional, la Fiscalía General de la Nación y demás autoridades de esta ciudad, para garantizar su tranquilidad.

2. En esta ofensiva ya se logró la neutralización de John Jarley Benítez Mejía, ‘Cusumbo’, y se avanza en operaciones tendientes a dar con el paradero de ‘Guacho’, ‘Cachi’ y ‘David’, delincuentes que vienen presionando a campesinos de la región para que se opongan a las acciones de erradicación de cultivos ilícitos lideradas por la fuerza pública.

3. Ante la gravedad de los hechos ocurridos el pasado jueves y en aras de la absoluta transparencia de la investigación liderada por la Fiscalía General de la Nación, la Inspección General de la Institución procedió inicialmente, de acuerdo a su competencia de ley para garantizar la integralidad de la investigación, a aplicar la medida de suspensión disciplinaria a cuatro uniformados que presuntamente accionaron sus armas de fuego.

4. La Institución ratifica su total colaboración con la Fiscalía, la Procuraduría y la comisión humanitaria de la Defensoría del Pueblo para que las investigaciones penales y disciplinarias entreguen resultados lo más pronto posible.

Al día siguiente de os hechos, una comisión de alto nivel encabezada por el vicedefensor del Pueblo, Jorge Enrique Calero, el Director del Sistema de Alertas Tempranas, Mauricio Redondo Valencia, entre otros funcionarios, se desplazó a la zona rural del corregimiento de Llorente (Tumaco) para verificar los hechos y hacer un acompañamiento a la población.

En dicho lugar se sostuvieron diálogos entre las comunidades, las víctimas y miembros de la Fuerza Pública. Al terminar la recolección de los testimonios, los funcionarios comentaron que los campesinos coincidieron en afirmar que acudieron a la movilización de forma voluntaria, por el inconformismo ante la falta de cumplimiento del Programa Nacional Integral de Sustitución de Cultivos de Uso Ilícito-PNIS.

En las declaraciones, los campesinos aseguraron que fueron atacados con armas de fuego por miembros de la Policía antinarcóticos. Los manifestantes provenían de las veredas Sonadora, Restrepo, Vallenato, El Divorcio, Playón, El Tandil y miembros del pueblo indígena Awá.

Asimismo, en el informe se señaló que en el hecho no hubo intervención de grupos armados ilegales o disidentes de las FARC, ni tampoco se registró el uso de armas no convencionales.

Por otro lado, los civiles han indicado a la misión que en los hechos violentos se descarta la intervención del Ejército Nacional y exalta el apoyo que brindó en prestar los primeros auxilios a los heridos y víctimas de la masacre.

Teniendo en cuenta las declaraciones de los civiles que estaban en el hecho, la misión de la Defensoría ha pedido a la Fiscalía General de la Nación, adelantar la investigación que conduzca a esclarecer los hechos y judicializar a los responsables del hecho.

Voces de apoyo

En su momento, el vicepresidente de la República el General (r) Óscar Naranjo comentó desde Tumaco: “hay tres caminos: un camino disciplinario sobre el cual la propia Policía tomará decisiones, un camino penal donde la justicia deberá esclarecer la responsabilidad individual y finalmente un camino de reconstrucción de confianza con las comunidades. Esperamos que prontamente se tomen decisiones de tipo disciplinario y dar la seguridad de que no vamos a tapar y no habrá impunidad sobre estos hechos”.

Naranjo indicó que en Tumaco hay varios problemas sociales que deben hacer frente como: la demanda de seguridad y justicia, la necesidad de inclusión social y convivencia, así como de gobernabilidad y transparencia.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO