Tambalea de nuevo acuerdos de paz en Oriente Medio

Tambalea de nuevo acuerdos de paz en Oriente Medio

1 de Octubre del 2015

El líder palestino, Mahmud Abás, aseguró que ya no está comprometido con los acuerdos de Oslo que desde 1993 han marcado la hoja de ruta del proceso de paz debido a las continuas “violaciones” de Israel, poco antes de presenciar el izado de la bandera de Palestina en la sede de la ONU.

“Nuestra paciencia ha llegado a un fin”, declaró Abás en su discurso ante la Asamblea General de la ONU. “Declaramos que no podemos seguir obligados legalmente por estos acuerdos firmados y que Israel debe asumir todas sus responsabilidades como un poder ocupante”, añadió.

El presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) aseguró que esa será su postura “mientras que Israel se niegue a acabar con las actividades de asentamientos y liberar al cuarto grupo de presos palestinos”, porque hasta ahora los israelíes “violan continuamente” los acuerdos económicos y de seguridad entre ambas partes.

Los efectos de esa decisión podrían ir desde la cancelación de la cooperación en seguridad que mantienen Israel y la ANP hasta la propia disolución de este órgano de gobierno palestino, que fue creado en 1994 en virtud de la firma, un año antes, de los acuerdos de Oslo.

Varios funcionarios de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) habían adelantado en los últimos días que Abás podría anunciar el fin del compromiso palestino con los pactos de Oslo, cuyo objetivo inicial era generar un acuerdo de paz en 1999 y que finalmente se convirtieron en una hoja de ruta para el proceso.

“Israel ha destruido las bases sobre las que se basaron los acuerdos políticos y de seguridad, minadas también por las acciones de los sucesivos Gobiernos israelíes que han negado la transición dirigida a hacer realidad la independencia de nuestro Estado y han cometido graves violaciones”, defendió el líder palestino.

Abás opinó que “ya no es útil gastar tiempo en negociaciones por el mero hecho de negociar; lo que se requiere es movilizar los esfuerzos internacionales para supervisar un fin de la ocupación en línea con las resoluciones de legitimidad internacional”.

“Hasta entonces, llamo a las Naciones Unidas a proporcionar protección internacional para el pueblo palestino, de acuerdo con la ley humanitaria internacional. Necesitamos su protección”, subrayó.

Además, confirmó que Palestina seguirá con su campaña para acceder a organizaciones internacionales, incluidos sus esfuerzos para que la Corte Penal Internacional (CPI) condene a Israel por crímenes de guerra.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, que comparecerá este jueves ante el plenario de la ONU, calificó en un comunicado de “difamador” el discurso de Abás y dijo que solo contribuye a “alentar la instigación y el desastre en Oriente Medio”.

Poco después de su discurso, Abás se dirigió a uno de los jardines de la ONU para encabezar una ceremonia especial en la que se izó por primera vez la bandera palestina en la sede de la ONU.

Palestina es un observador permanente de Naciones Unidas, al igual que el estado del Vaticano, que colocó su estandarte el pasado viernes, poco antes de que llegara a la ONU el papa Francisco para dirigirse a la Asamblea General.

Hasta hace poco, solo podían colocar su bandera en la sede los Estados miembros de pleno derecho, pero el pasado 10 de septiembre la Asamblea General de la ONU cambió esa norma.

“En este histórico momento en el camino del pueblo palestino hacia la libertad e independencia, digo a mi pueblo en todos los lugares, icen la bandera palestina muy alto, porque es el símbolo de nuestra identidad palestina”, afirmó Abás.

El líder palestino declaró que, a partir de este momento, su pueblo celebrará cada año el 30 de septiembre el “día de la bandera palestina”, y confió en que “pronto” podrá levantarse la enseña “en Jerusalén como capital del estado palestino”.

Al acto asistió también el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, quien afirmó que la ceremonia es “un recordatorio de que los símbolos son importantes, y de que un símbolo puede llevar a acciones en la dirección correcta”.

“Que el izado de esta bandera aumente la esperanza entre el pueblo palestino y la comunidad internacional de que el Estado palestino es alcanzable”, apuntó Ban Ki-moon.

La bandera palestina será trasladada próximamente a la parte frontal del complejo de la ONU, al lado de la del Vaticano. Con información de la agencia de noticias EFE.