Taxista colombiano amenazó con una bomba falsa en Nueva York

21 de julio del 2016

Bajo su chaleco llevaba explosivos falsos, con los que amenazó a la policía local.

Taxista colombiano amenazó con una bomba falsa en Nueva York

Un taxista colombiano causó pánico en la ciudad de Nueva York al amenazar con hacer explotar una falsa bomba. La policía local se mantuvo atenta a la situación por más de seis horas, pues la amenaza se desarrollaba en uno de los lugares más importantes de la ciudad.

Lea también: Estado Islámico se adjudica atentado en Niza

Todo inició cerca de la medianoche, cuando el ciudadano colombiano Héctor Meneses, que se desempeña conduciendo un taxi en la ciudad, se acercó a un carro policial en el que se ubicaban dos uniformados. Rápidamente arrojó al interior del vehículo un paquete envuelto en papel aluminio y emprendió la huida.

Posteriormente las autoridades identificaron el vehículo de Meneses, que llevaba gafas de sol, un casco rojo y un ancho chaleco. Les gritaba a los policias que bajo el chaleco tenía unos poderosos explosivos que haría estallar si se acercaban demasiado.

Estaba estacionado cerca a la plaza de Columbus Circle, uno de los principales lugares de interés de Nueva York. Cuando fue rodeado por las autoridades, el taxista se encontraba sumamente alterado y gritaba mientras exhibía el supuesto detonador. Seis horas duraron las autoridades intentando controlar la situación.

Sin embargo, agentes especialistas en explosivos, manipulando un robot diseñado para desactivar bombas, lograron determinar que el paquete no se trataba de un artefacto explosivo, sino de una vela, unos cables y una linterna, envueltas en un trapo y papel aluminio, unos elementos simples e inofensivos. Según informó Bill Aubry, jefe de detectives de Manhattan, el colombiano “intentó simular una olla a presión con cables”.

Luego de esclarecer el contenido del paquete, la policía detuvo al sujeto, quien luego de ser identificado como ciudadano colombiano, fue capturado. Durante el tiempo que tardó el procedimiento, fue necesario cerrar seis estaciones del metro para evitar heridos en caso de que la bomba fuera real.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO