“No dejaré demoler el templo de Lucifer”

8 de febrero del 2016

Víctor Damián Rozo dice que lo han amenazado de muerte.

“No dejaré demoler el templo de Lucifer”

En diálogo con KienyKe.com, Víctor Damián Rozo, quien ha generado polémica por haber construido un templo para adorar a Lucifer en la vereda el Aguacatal de Montenegro, Quindío, se refirió a la posible demolición de su templo.

Lea también: El exorcista argentino que ha ganado más de 1.200 batallas al demonio

“Es verdad que hay mucha gente que quiere demoler,pero no dejaré qie eso pase, eso no es tan sencillo. Eso se soluciona pagando la multa. Es verdad que cometí un error administrativo pero eso no quiere decir que se va a demoler”.

El alcalde de Quimbaya, Jaime Andrés Pérez habló de esa posibilidad luego de confirmar que la construcción se hizo de manera ilegal y que por esta razón podría ser demolida.

Además: Con 19 puñaladas estas adolescentes querían congraciarse con el Diablo

“Allí se realizó una construcción de manera ilegal y el propietario deberá pagar una multa de 64 millones de pesos. Si no se subsana esto (tramitar la licencia), haremos la demolición pertinente”, dijo Pérez a El Tiempo.

Iglesia-Lucier

Por otra parte, Rozo, quien dice ser el “hijo de Lucifer” señaló que el evento que estaba programado para mitad de año y al cual asistirían unos 800 luciferinos del mundo para inaugurar el templo, está en veremos.

“Muchos de los hijos de Lucifer han cancelado viaje debido a la controversia que se generado”, dijo Rozó a este medio. Se espera que una vez calmen las aguas, vengan personas de México, Estados Unidos y Perú, principalmete.

El líder de esta tendencia religiosa señaló que trabaja para que la llegada de los luciferinos este “en el marco de la legalidad pero no se ha reprogramado la fecha”.

Rozo dijo a KienyKe.com que los medios locales le “han hecho guerra sucia. Han informado mentiras (…) han dicho que somos satánicos, que vamos a hacer sacrificios y un poco de cosas que no son ciertas. Aquí hay más satanistas que luciferinos, hay personas que piensan que adorar a Lucifer significa sacrificar a personas y eso no es verdad”. señaló.

Agregó que por esa “guerra sucia” le han llegado fuertes amenazas de muerte.

“Me dicen que me van a mochar la cabeza, que me van a lanzar a una granada y otras cosas a las que (por ahora) no les pongo atención porque soy de los que cree que el que va a hacer algo no se pone avisar, hay mucho payaso”.

Sin embargo, el líder del primer templo de Lucifer que se realiza en Colombia señaló que estudia, junto a sus abogados, la posibilidad de solicitar protección del Estado.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO