Tensión entre Colombia y Venezuela por incidente en frontera

14 de julio del 2017

Venezuela calificó la acusación contra la Guardia Bolivariana como “declaraciones apresuradas, tendenciosas y maliciosas”

Tensión entre Colombia y Venezuela por incidente en frontera

Una gran polémica se ha desatado entre el gobierno de Colombia y el de Venezuela por un incidente que se presentó el pasado jueves 13 de abril en la frontera entre ambos países y que dejó a un colombiano muerto y a otro capturado.

En las últimas horas se conoció que, gracias a la gestión del consulado, se logró la liberación del trabajador capturado, identificado como Gelar Barreto. El hombre dio a conocer su versión de los hechos en los que perdió la vida Libardo Fuentes Hernández y aseguró que estaban desayunando cuando los dos soldados se presentaron y, sin mediar palabra, comenzaron a disparar. Según informó, uno de los soldados asesinó vilmente a Fuentes, quien se encontraba dentro de la retroexcabadora, con tres disparos.

Por su parte, las autoridades ya se encuentran en el Norte de Santánder para investigar los hechos y aseguraron que se recogió información importante y la versión del conductor rescatado que les permite asegurar que “pone una de las fichas más importantes en este rompecabezas y además confirma la versión de que la guardia llegó arremetiendo a tiros”.

Este jueves, Libardo Fuentes Hernández, de 60 años, estaba en una retroexcavadora realizando labores de extracción de material de arrastre sobre el río Táchira, en el sector La Roca, zona rural de Cúcuta, que limita con el municipio Pedro María Ureña de Venezuela, cuando la Guardia venezolana los increpó y disparó en contra de ellos.

Se espera que el cuerpo del Libardo Fuentes, que fue tomado por las autoridades de Venezuela, sea entregado este viernes en el puente fronterizo a su familia.

Estos hechos no han hecho más que aumentar las tensiones entre Venezuela y Colombia, que últimamente se han incrementado por las declaraciones de ambos gobiernos.

La Cancillería colombiana expresó, a través de un comunicado, el “más enérgico rechazo al uso desproporcionado de la fuerza por parte de uniformados venezolanos”  y aseguró que se encuentra verificando la situación.

“Sobre el particular exigimos a las autoridades del vecino país iniciar cuanto antes una investigación para esclarecer los hechos y que se apliquen las sanciones a las que hubiere lugar. Así mismo pedimos a la Defensoría del Pueblo de Venezuela su intervención para que acompañe los derechos que asisten a las víctimas y a sus familiares”, establece el comunicado de la Cancillería.

Por su parte, el gobierno venezolano se apresuró a condenar las acusaciones y las calificó de “declaraciones apresuradas, tendenciosas y maliciosas”. El país petrolero protestó que Colombia “se apresure a dictar juicios sin una previa comprobación de los hechos ocurridos y que utilice estos eventos para alimentar la campaña de odio que actualmente desarrolla” en su contra.

De igual manera, la Cancillería venezolana aseguró que ordenó una investigación a fondo del suceso y reiteró que “llama la atención al Gobierno de Colombia para que se active en la lucha contra las bandas criminales de paramilitares, contrabandistas y narcotraficantes que tanto daño le producen a Venezuela”.

Por su parte, el comisionado de Seguridad Ciudadana del estado Táchira, Ramón Cabeza, aseguró que el hecho se presentó cuando los militares sorprendieron a los obreros “abriendo una trocha” y “se presume que se presentó un intercambio de disparos en el que murió el operario de la retroexcavadora”.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO