Hallan muerto a otro testigo del caso Odebrecht

Hallan muerto a otro testigo del caso Odebrecht

27 de diciembre del 2018

Rafael Merchán, exsecretario de Transparencia de la Presidencia de la República durante el gobierno Santos, quien había sido citado en la defensa del exdirector de la ANI Luis Fernando Andrade por el caso de corrupción de la Ruta del Sol II de Odebrecht (aceptado como testigo en el proceso), fue encontrado muerto por agentes del CTI de la Fiscalía en su apartamento en Bogotá.

Al parecer, los familiares de Merchán, de 43 años de edad, habían alertado de su desaparición desde la noche de navidad, hasta que fue hallado muerto en extrañas circunstancias por parte de los agentes de la Fiscalía. Hasta el momento no se ha establecido la causa de la muerte.

Fue hasta el 11 de diciembre que un juez avaló su testimonio, solicitado por la defensa de Luis Fernando Andrade, quien fue puesto en libertad y se encuentra en Estados Unidos, aunque aseguró que continuará colaborando con la justicia colombiana.

Rafael Merchán había tenido una amplia carrera política, desde sus 22 años cuando fue elegido edil de Chapinero, en Bogotá. Posteriormente trabajó en el Ministerio del Interior desde 2010 y luego pasó a la Secretaría de Transparencia de la Presidencia.

Era además un reconocido politólogo con especializaciones en Derecho de la Universidad de Los Andes y del Externado.

Este es el segundo testigo del caso Odebrecht que aparece muerto en menos de dos meses. Jorge Enrique Pizano, excontroller de Corficolombiana, socia de la multinacional brasileña en Colombia, fue hallado muerto en su casa. Él entregó grabaciones a medios de comunicación en los que contaba sus hallazgos irregulares en los contratos al actual fiscal Nestor Humberto Martínez.

En su momento se aseguró que había muerto de un infarto, pero las pruebas de ese dictamen han sido cuestionadas, incluso el director de Medicina Legal, Carlos Valdés, renunció la semana pasada por lo errores cometidos en ese análisis. Además, el hijo de Pizano murió dos días después por ingesta de cianuro que se encontraba en una botella en su casa.