Theresa May, la mujer que llevará las riendas del Reino Unido fuera de la UE

13 de julio del 2016

Después de 25 años una mujer volverá a gobernar.

Theresa May, la mujer que llevará las riendas del Reino Unido fuera de la UE

Después de 25 años el Reino Unido volverá a ser gobernando por una mujer. La primera en hacerlo fue Margaret Thatcher y a partir de este miércoles el reto lo asumirá Theresa May.

En medio de una de las mayores tormentas políticas en Europa, quien hasta esta semana fue la ministra del Interior llega a reemplazar a David Cameron, quien ocupó el cargo durante seis años y renunció luego de que los británicos le dieran el sí al ‘Brexit’, el referendo para abandonar la Unión Europea (UE).

Lea también: Orgullo por salida del Reino Unido de la UE se manifiesta con racismo

Aunque estaba del lado de los que querían continuar en la organización, la nueva primera ministra ahora es consciente de que este será su más grande desafío.

“Brexit significa Brexit y lo convertiremos en un éxito. Necesitamos unir a nuestro país”, se lee en un comunicado publicado en su página web.

A sus 60 años, May se ha posicionado gracias a una curtida carrera. De acuerdo con medios británicos, la consideran una de las políticas más astutas.

Además le puede interesar: Efectos a los que se enfrenta Reino Unido tras abandonar la Unión Europea

Fue elegida en el Parlamento por primera vez en 1997 y ocupó el puesto de Ministra desde 2010.

Su nombre ha sonado en medios británicos por su respaldo al matrimonio homosexual y los derechos de la mujer. No obstante, el año anterior abogó por reducir el nivel de inmigración, de ahí que se negara a introducir cuotas para brindar alojamiento a los refugiados.

No tiene hijos, padece de diabetes tipo 1 y estudio geografía en la Universidad de Oxford, donde conoció a Philip, su actual esposo.

Su popularidad la convirtió en líder del Partido Conservador del Reino Unido. Aunque el exalcalde de Londres, Boris Johnson y la ministra de Energía, Andrea Leadsom pretendían suceder a Cameron, ambos declinaron sus aspiraciones. Lo hizo primero Johnson y luego Leadsom, quien el pasado 11 de julio argumentó que la posición de May era demasiado fuerte dentro de la colectividad.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO