Tiburón tuvo que ser sacrificado luego de invadir una playa

Foto: Twitter @TimProtteyJones

Tiburón tuvo que ser sacrificado luego de invadir una playa

26 de junio del 2017

Momentos de angustia generó la presencia de un tiburón en las Islas Belares, archipiélago en España. Al ser visto por varios turistas, se encendió la alarma de evacuación en varias playas aledañas para evitar una tragedia.

Sin embargo, cuando las autoridades fueron a controlar la presencia del animal, y llevarlo lejos de la zona de turistas, se percataron que estaba herido gravemente, razón de peso -para estas autoridades- de sacrificarlo.

Se trataba de un tiburón azul, de tamaño promedio, alrededor de dos metros y medio que nadaba a cercanos metros de turistas, entre ellos niños y jóvenes.

Inmediatamente las personas notaron su presencia, empezaron a salir del agua en dirección a la plata, mientras el resto de guardavidas, hacían un llamado urgente de abandonar el lugar.

La zona de Illetas, donde fue encontrado el animal, tuvo que ser cerrada junto con las playas de Cala Major.

El tiburón fue capturado horas después. Herido gravemente en su cabeza, con lo que parecía ser un arpón, tuvo que ser sacrificado por el equipo de rescate de Palma Aquarium para evitar mayor sufrimiento.

“La de este domingo ha sido la quinta vez que el animal ha intentado varar en la costa mallorquina. Después de una minuciosa valoración por parte de los expertos, se ha detectado un anzuelo clavado en la boca del animal, lo que le ha provocado daños irreversibles. Con el fin de no alargar el sufrimiento innecesario del pez, la práctica de tal medida ha sido la única opción”. Aseguraron en un comunicado.

Cabe resaltar que los ataques de esta especie de tiburón son raros en seres humanos y casi nunca se le atribuyen hechos letales. Esta especia de tiburón está en la lista de riesgo de amenaza según la Unión Mundial para la Naturaleza.