Torear con un bebé de meses en los brazos, una tradición “psicópata”

Torear con un bebé de meses en los brazos, una tradición “psicópata”

26 de enero del 2016

La polémica la generó Francisco Rivera luego de que publicara en Instagram una foto toreando mientras cargaba a su hija de cinco meses.

Lea también:  El banderillero más gordo del toreo

El torero español acompañó la imagen con este texto: “Debut de Carmen, es la quinta generación que torea en nuestra familia. Mi abuelo toreó así con mi padre. Mi padre toreó así conmigo, y yo lo he hecho con mis hijas Cayetana y ahora con Carmen #orgullodesangre”. Rivera es hijo del legendario Paquirri.

Además: Ovacionado el Procurador en plaza de toros

En redes sociales muchos lo criticaron. Él se defendió e indicó que torear con un hijo un brazos es una tradición. “Jamás ha estado mi hija más segura, soy torero por la gracia de Dios, vivo para esto y le dedico 365 días al año ni por un segundo corrió el mínimo peligro. Hay muchas más cosas peligrosas que no voy a entrar en ellas que están llenas de niños. Respetar nuestras tradiciones por favor”.

También: Pirata, el caballo que le salvó la vida al rejoneador Pablo Hermoso

La explicación de Rivera agitó más el debate. Le llovieron críticas, incluso amenazas de muerte.

“La variedad de insultos que estoy recibiendo y de deseos de muerte es impresionante. ¿Qué clase de persona desea la muerte a otra?”, denunciaba el torero.

“Cómo está España… Pensar que he puesto a mi hija en peligro es una barbaridad. Más segura que en mis brazos no va a estar nunca. Es algo nuestro,de mi familia de amor al toreo. No os podéis imaginar la ilusión que me ha hecho torear con mis hijas”.

La tradición, a la que los antitaurinos llamaron  “psicópata”, llegó a oídos de la Defensor del Menor de la Junta de Andalucía.

“De ser cierta la imagen, mostramos nuestro absoluto rechazo. Recogemos información para valorar posible actuación”, trinó esa institución.

Si embargo, otros toreros españoles salieron en defensa de  Rivera y publicaron sus propias fotos toreando con bebés en brazos.

Por su parte, Antonio Lorca, calificó en un texto publicado en El País, de “absurda” la polémica despertada por la imagen. 

“Si su esposa y el propio torero están de acuerdo ¿qué sentido tiene la polémica? No están incumpliendo ninguna ley, ni parece que el peligro de la vaquilla sea tan grave como para que el torero reciba las crueles críticas que se pueden leer en Internet”, dijo.

Y agregó: “De entrada, no se le puede llamar toro al animal que aparece en la foto. Las hembras que se tientan en el campo -erales se las denomina- suelen tener dos años, y no parece que la de la foto haya tenido la oportunidad de apagar las velas de su segundo cumpleaños. Quede claro, pues, que Rivera no aparece toreando un toro, sino una vaquilla que, con toda seguridad, estaba ya cansada después de una larga faena campera”.

“.El padre, que es el primer responsable de la seguridad de su vástago, sabrá el nivel de riesgo al que lo está exponiendo. Asegura Rivera que esta es una tradición en su familia y que lo mismo hicieron con su padre y con él. Pues, muy bien. Si su esposa y el propio torero están de acuerdo, qué sentido tiene la polémica. No están incumpliendo ninguna ley, ni parece que el peligro de la vaquilla sea tan grave como para que el torero reciba las crueles críticas que se pueden leer en Internet”, concluyó.