Tragedia en Bangladesh: sube a 22 la cifra de muertos en toma de rehenes

Tragedia en Bangladesh: sube a 22 la cifra de muertos en toma de rehenes

2 de julio del 2016

Una noche de terror se vivió en la zona diplomática de Dacca, capital de Bangladesh, por cuenta de un ataque del Estado Islámico (ISIS por sus siglas en inglés). Según el último reporte oficial, 20 civiles y dos policías fueron asesinados, y otras 26 personas resultaron heridas durante la noche de este viernes.

El hecho ocurrió cuando varios hombres armados ingresaron a un restaurante y tomaron como rehenes a decenas de visitantes hacia las 8:45 p.m. hora local. Más de 100 policías participaron del operativo que se extendió hasta la mañana de este sábado para intentar salvar a los afectados.

Las dos primeras víctimas fueron dos uniformados que murieron tras un intenso tiroteo, minutos después de que se reportara el hecho.

Lea también: Tiroteo en cafetería de Bangladesh deja dos policías muertos y 26 heridos

De acuerdo con el Ejército, todas las víctimas mortales son extranjeros, en su mayoría japoneses e italianos.

“Encontramos 20 cuerpos. La mayoría murieron brutalmente por armas afiladas, probablemente machetes”, dijo un portavoz.

Después de varias horas de intervención de las autoridades, 13 rehenes, entre ellos tres extranjeros fueron liberados, mientras que seis atacantes fueron abatidos por policías y uno resultó capturado.

La primera ministra bangladehí, Sheikh Hasina, se pronunció para rechazar lo ocurrido. “Fue un acto extremadamente cruel”, ¿Qué tipo de musulmanes son estas personas? Ellos no tienen religión”, declaró en medios locales.

“La gente debe resistir a estos terroristas. Mi gobierno está determinado a erradicar el terrorismo y la militancia de Bangladesh”, añadió Hasina.

Además le puede interesar: Colombia, ¿en el nivel más alto de amenaza por ISIS en América Latina?

Horas después del ataque el Estado Islámico reivindicó el ataque.

Un testigo declaró al diario local The Daily Star que “Gritaron ‘Alá es grande’ antes de explotar  bombas”. Ese país asiático ha sido azotado por el terrorismo desde hace varios años. Se estima que en los últimos tres más de 40 personas han muerto.