Trasplantes de popó para tratar una peligrosa infección

Trasplantes de popó para tratar una peligrosa infección

23 de agosto del 2016

Los doctores en Nueva Jersey han descubierto que los trasplantes de materia fecal son más exitosos de lo que se pensaba para el tratamiento de infecciones por Clostridium difficile (C diff), una bacteria que causa cuadros intestinales fuertes en las personas.

Desde hace un tiempo, los médicos están usando trasplantes de heces de un donante sano para curar a uno enfermo, las instituciones médicas, cuentan con el respaldo de las investigaciones realizadas por la Universidad de Minnesota, donde afirman que estos trasplantes son beneficiosos para las personas que sufren de algún daño intestinal.

Según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), este problema de salud pública lleva a la muerte a casi 14.000 personas al año.

Lea también: ¡Hemos hecho popó mal toda la vida!

“La meta es reconstruir la homeostasis microbiana normal del intestino y romper el ciclo de agentes antibióticos que alteran el microbioma”, explicó la Doctora María Vázquez, profesora asistente en gastroenterología y hepatología de la Clínica Mayo de Jacksonville, donde se implementa la alternativa en determinados pacientes que padecen C diff al portal HolaDoctor.

Vázquez continúa diciendo que los pacientes que son sometidos a este tratamiento vienen de uno con antibióticos que no ha funcionado. Dentro de sus síntomas se encuentra una fuerte y constante diarrea, por ello las personas suelen hacer lo que sea para encontrar una cura.

También le puede interesar: El popó podría ser una poderosa fuente de energía mundial

Existen casos extremos en los que el paciente sufre fuertes diarreas acompañadas con dolores y debilidad, en estos casos el trasplante de materia fecal se resulta bastante efectivo. Debido a que las heces contienen una gran cantidad  de microorganismos llamado microbioma.

Según afirma el diario El País, se ha comprobado que en el 94% de los casos de C diff tratados con un trasplante de materia fecal, el microbioma procedente de las heces de un donante sano es capaz de recolonizar el intestino de la persona enferma, restableciendo el equilibrio del ecosistema intestinal y eliminando la infección.

El procedimiento es sencillo, se busca un donante que sea sano, para determinar eso se realizan varios exámenes de salud con los que será posible conocer si la persona tiene algún desorden en el metabolismo o es completamente apto para donar sus heces.

El proceso se realiza mediante una colonoscopia y se estima que con un solo trasplante, el paciente puede durar sano durante 21 semanas,el tiempo suficiente para realizar un nuevo trasplante y poco a poco regular su organismo.

El problema es que estos procesos son invasivos y dolorosos, por ello una organización sin ánimo de lucro llamada Open Biome creó en 2012 el primen banco de heces en Estados Unidos y se dedican a suministrar la materia fecal ya preparada en capsulas.

La empresa ha inventado un método por el que la materia fecal se suspende en una grasa especial que no entra en contacto con las paredes de la píldora, así estas no se deshacen antes de llegar al intestino delgado.

Este tratamiento que se lleva a cabo desde hace algo más de 2 años en la Clínica Mayo, es considerado experimental por parte de la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) y aún no está aprobado.