Tres muertos tras ataque contra iglesia en Chechenia

19 de mayo del 2018

Dos policías y un feligrés perdieron la vida en Grozni, Chechenia este sábado tras un ataque realizado por los radicales contra una iglesia ortodoxa. “Un grupo de radicales intentó penetrar en el territorio de la iglesia de San Miguel Arcángel en el centro de Grozni, durante la operación para abatir a los atacantes perecieron dos […]

Tres muertos tras ataque contra iglesia en Chechenia

Dos policías y un feligrés perdieron la vida en Grozni, Chechenia este sábado tras un ataque realizado por los radicales contra una iglesia ortodoxa.

“Un grupo de radicales intentó penetrar en el territorio de la iglesia de San Miguel Arcángel en el centro de Grozni, durante la operación para abatir a los atacantes perecieron dos policías que estaban en Chechenia de viaje de servicio, murió además uno de los fieles del templo”, indicó el interlocutor Sputnik.

Según el presidente de Chechenia, Ramzán Kadírov, los cuatro radicales que entraron en el territorio cercano a la iglesia intentaban tomar por rehenes a los fieles.

El líder checheno informó que los cuarto atacantes fueron eliminados por los guardias del orden.

Se comunicó además que el Comité de Investigación de Rusia, que considera que las acciones de los policías impidieron que hubiera más víctimas, abrió una investigación  tras el atentado contra el templo cristiano.

Identifican a uno de los atacantes

Por su parte, el presidente de Chechenia, Ramzán Kadírov, declaró que fue establecida la identidad de uno de los cuatro radicales que atacaron la iglesia.

“La identidad de uno de los bandidos fue establecida, él vivía en los suburbios de Grozni, otro de los cadáveres no fue reconocido ni en calidad de guardia de seguridad, ni en calidad de feligrés”, dijo el líder checheno.

Según Kadírov, hay información de que los radicales recibían órdenes desde uno de los países occidentales.

El Presidente reveló además que los policías que perdieron la vida pertenecían a la dirección del Ministerio del Interior de la región de Sarátov.

“Ellos valerosamente se pusieron en el camino de los bandidos”, resaltó Kadírov, quien expresó su profundo pésame a los familiares y allegados de los guardias del orden que perecieron impidiendo el ataque.

El Comité de Investigación de Rusia, que considera que las acciones de los policías impidieron que hubiera más víctimas, abrió una investigación tras el atentado contra el templo cristiano.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO