Donald Trump despide al director de FBI

Foto: Shuterstock

Donald Trump despide al director de FBI

10 de mayo del 2017

El presidente de EEUU, Donald Trump, apartó de sus funciones al director del FBI, James Comey, informó la Casa Blanca.

“Hoy el presidente Donald Trump notificó al director del FBI, James Comey, de que terminan sus funciones y que se despide del cargo”, según se desprende de un comunicado del secretario de prensa de la Casa Blanca, Sean Spicer.

Se agrega que la Casa Blanca iniciará a buscar al nuevo director del organismo inmediatamente.

“El FBI es una de las instituciones más queridas y respetadas y el día de hoy se convertirá en el inicio de una nueva época de la joya de nuestra comunidad del orden pública”, afirma el documento.

Según el mensaje, Trump despidió a Comey por la recomendación del ministro de Justicia de EEUU, Jeff Sessions, que en su carta declaró que “los dirigentes del FBI necesitan un nuevo arranque”.

“El director del FBI debe ser una persona que respeta correctamente las normas y los principios del Ministerio de Justicia”, reza la carta de Sessions.

Por su parte, el líder estadounidense explicó su decisión por la incapacidad de Comey de administrar el FBI de manera eficaz. “Usted no es capaz de administrar el Buró de manera eficaz”, reza la carta de Trump a Comey.

Comey fue nombrado al cargo de director del FBI, que debía cumplir durante los próximos diez años, en 2013 por el entonces presidente de EEUU, Barack Obama.

Comey se ocupó de investigar los supuestos lazos de Trump con Rusia, asunto que niega tanto la Casa Blanca como Kremlin.

Trump defiende el cese de Comey al frente del FBI

El presidente de EEUU, Donald Trump, defendió este miércoles su decisión de apartar del cargo al director de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), James Comey.

“Comey perdió la confianza de casi todos en Washington, tanto de republicanos como de demócratas: cuando las cosas se hayan calmado, van a agradecérmelo”, apuntó Trump en su cuenta de Twitter.

Según el presidente, “Comey será sustituido por alguien que va a trabajar mucho mejor, recuperando el espíritu y el prestigio del FBI”. Trump recordó asimismo que los demócratas habían exigido el cese de Comey, y ahora se comportan de forma tan lamentable.

Varios líderes del Partido Demócrata criticaron a Trump por esa decisión.

La líder de la minoría demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, instó a formar “una comisión independiente, bipartidista” para investigar la supuesta injerencia de Rusia en las últimas elecciones presidenciales de EEUU.

“El súbito y escandaloso despido del director del FBI por el presidente levanta los fantasmas de algunos de los peores abusos en el ramo ejecutivo”, señaló Pelosi en un comunicado difundido después de que la Casa Blanca anunciara el cese de James Comey como jefe del Buró Federal de Investigaciones.

La congresista demócrata resaltó que “no podemos quedarnos a un lado y ver el encubrimiento de una posible colusión con una potencia extranjera hostil para socavar la democracia estadounidense”. También el líder de la minoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer, criticó el cese de Comey al calificarlo como “un gran error”.

“Sabemos que la Cámara está investigando la interferencia rusa en nuestras elecciones que beneficiaron a la campaña Trump, sabemos que el Senado está investigando, sabemos que el FBI ha estado investigando si ha habido colusión entre la campaña de Trump y los rusos, una falta muy seria, ¿estaban demasiado cerca del presidente estas investigaciones?”, inquirió el senador en una rueda de prensa.

La Agencia de Seguridad Nacional (NSA) de EEUU, la CIA y el FBI publicaron en enero pasado un informe que acusa a Rusia de haber orquestado una campaña de influencia para minar la confianza en el proceso democrático en EEUU y reducir las opciones de la candidata demócrata, Hilllary Clinton, frente al republicano Donald Trump durante las presidenciales de 2016.

Esta campaña de influencia, según el reporte, habría sido aprobada al más alto nivel e incluyó hackeos, filtraciones y uso de medios de información y redes sociales pero no repercutió en el conteo de votos. Tanto el Kremlin como el Ministerio de Exteriores ruso negaron rotundamente la implicación de Rusia en los supuestos ciberataques en las elecciones en EEUU.

Hasta la fecha, el Gobierno de EEUU no ha presentado ninguna prueba que confirme la responsabilidad de Moscú por los supuestos ataques informáticos.

Con información de Sputnik Noticias