Policías suspendidos por el ataque en Tumaco

Policías suspendidos por el ataque en Tumaco

14 de octubre del 2017

Un oficial y un suboficial fueron sancionados durante tres meses  por la Procuraduría General de la Nación  por el hecho en que se vio envuelta una comisión humanitaria cuando trataba de llegar a la zona donde fueron asesinados seis campesinos.

Los dos policías son el teniente Juan Camilo Jiménez Pomeo, comandante de la Compañía Antinarcóticos de Seguridad de la Erradicación y el subintendente Didier Leandro Grajales Marín, comandante de un grupo del ESMAD, quienes estaban al mando cuando los integrantes de la comisión de la ONG, la ONU, entidades departamentales y periodistas fueron atacados con bombas de aturdimiento y granadas de humo en Tumaco (Nariño).

En cercanías de la aldea Tandil, que forma parte de Tumaco, el pasado 5 de octubre se presentó el hostigamiento donde los seis cultivadores de coca murieron y otras 20 personas resultaron heridas.

A la investigación de la Procuraduría también fueron vinculados 36 uniformados de la Policía y 14 miembros del Ejército. En días anteriores ya había ordenado la suspensión de cuatro policías.

Los miembros de la Diócesis de Tumaco, la Oficina de la ONU para los Derechos Humanos, La Misión de Verificación de la ONU y la Misión de Apoyo al Proceso de Paz en Colombia de los Estados Americanos (MAPP-OEA), aseguraron que la misión tenía los permisos correspondientes para moverse en la zona.

Por el ataque, que inicialmente fue atribuido a una disidencia de las Farc, el pasado martes, el presidente Juan Manuel Santos, le ordenó al director de la Policía el cambio de 102 miembros de esa institución que están en Tumaco por los excesos cometidos en las operaciones antinarcóticos.

Cabe señalar  que en las últimas horas murió uno de los heridos del tiroteo en Tumaco que habría sido trasladado al Hospital Universitario Departamental. La noticia la confirmó el vicepresidente de la República, general(r) Òscar Naranjo, quien dijo que el hombre murió por la gravedad de sus heridas.

Adicionalmente el vicepresidente manifestó que la compleja situación que se vive en Nariño es por la existencia de cultivos ilícitos pues en ocasiones las organizaciones sociales alertan sobre nuevas erradicaciones forzosas por parte de la Fuerza Pública.

Por lo pronto las investigaciones continúan y se espera que en los próximos días se conozcan más detalles sobre la masacre que se registró en Tumaco.