Turquía inicia operación militar en el norte de Siria

9 de octubre del 2019

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdoğan, anunció el inicio de la ‘Operación Fuente de Paz’.

Turquía Siria

Foto: EFE/EPA/STR

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, anunció este miércoles el inicio de la ‘Operación Fuente de Paz’ en el norte de Siria.

“Las Fuerzas Armadas de Turquía junto con el Ejército Nacional Sirio (grupo rebelde), acaba de lanzar la Operación Fuente de Paz contra el PKK/YPG (Partido de los Trabajadores del Kurdistán/Unidades de Protección Popular) y los terroristas de Isis en el norte de Siria, nuestra misión es prevenir la creación de un corredor terrorista a lo largo de nuestra frontera sur, y llevar la paz al área”, escribió Erdogan en su cuenta de Twitter.

También se informó que la Fuerza Aérea turca lanzó ataques contra la ciudad siria de Ras al Ain, en la frontera con Turquía, reportó la cadena Al Ikhbariya.

“La aviación turca lanza intensos bombardeos contra la ciudad de Ras al Ain, en el noroeste de la provincia de Al Hasaka, también hay ataques de artillería”, comunicó la televisión estatal siria.

Posteriormente el Ejército turco inició la fase terrestre de la operación Fuente de Paz en el norte de Siria, según informó el ministerio de Defensa de Turquía.

“Nuestros militares pasaron a la fase terrestre de la operación Fuente de Paz”, dice el comunicado del ente castrense turco.

Un testigo comunicó más temprano a Sputnik que los militares turcos entraron en la ciudad siria de Tel Abiad en el norte del país e iniciaron un combate con las milicias de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS).

Las FDS informaron que al menos cinco civiles fallecieron y decenas resultaron heridos por los bombardeos turcos.

Este miércoles, el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, anunció el inicio de la operación Fuente de Paz, en el noreste de Siria, que tiene por objetivo “neutralizar las amenazas terroristas contra Turquía y llevar a que se establezca una zona segura que contribuya al retorno de los refugiados sirios a sus hogares”.

La operación está dirigida contra las fuerzas del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK, terroristas para Turquía) y las milicias kurdo-sirias a las que Ankara vincula con el PKK y que dominan el noreste sirio.

Estados Unidos, el principal aliado de las milicias kurdas en Siria, ya dejó claro que no apoyará la intervención de Turquía, y no se implicará en esa operación ni mantendrá sus fuerzas en el área.

Damasco no reconoce la autonomía kurda en el noreste de Siria, que controla los territorios al este del río Éufrates, ni su ala militar, las FDS.

Además, el ministerio de Exteriores sirio expresó su protesta en contra de la operación turca, denunciando que viola la integridad territorial de Siria y el derecho internacional.

A la vez responsabilizó de la situación a varios grupos kurdos que “apostaron por el proyecto estadounidense”.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO