Error humano, la inundación del deprimido de la 94

foto @oscarmrueda

Error humano, la inundación del deprimido de la 94

15 de mayo del 2017

A un error humano se atribuyó la emergencia que se vivió en la tarde de este domingo en el deprimido de la calle 94. Así lo reportó el Instituto de Desarrollo Urbano (IDU), durante una rueda de prensa, donde señaló que no se activó la planta eléctrica que abastece las bombas de evacuación. Esa omisión impidió que se evacuaran a tiempo las aguas lluvias en este paso vehicular del norte de Bogotá.

Por ese motivo, el IDU informó que hará efectivas las pólizas de cumplimiento por el error del contratista que no operó a tiempo la maquinaria que hubiera evitado la inundación.

Cabe resaltar que, una vez iniciado el trabajo de las motobombas, la inundación se superó en 12 minutos, situación que evidencia el correcto funcionamiento de este sistema para prevenir las inundaciones.

Por su parte, el Cuerpo de Bomberos informó que se atendieron las diferentes contingencias presentadas con 634 bomberos en alistamiento en las 17 estaciones. El Grupo Especializado de Rescate Acuático y Subacuático activó en las 20 localidades el monitoreo permanente del nivel de fuentes hídricas y la sensibilización a habitantes de calle para prevenir incidentes y proteger la vida.

El director del Cuerpo Oficial Bomberos de Bogotá, Pedro Manosalva, aseguró que “se realiza monitoreo constante de los niveles de las fuentes hídricas que por histórico pueden representar un riesgo para las comunidades aledañas a los ríos Fucha, Bogotá, Tunjuelito, el humedal Juan Amarillo y el Córdoba. No esperamos que lleguen las emergencias, nos estamos desplazando hasta estos lugares para tomar medidas de prevención”.

Por su parte, la Empresa de Acueducto de Bogotá tiene un plan de prevención de impactos por lluvias que busca mitigar las emergencias. Sin embargo, señaló que es necesaria la colaboración de todos los ciudadanos. Por eso, la Alcaldía hizo un llamado a la ciudadanía para que, especialmente en esta época de lluvias con registros históricos, contribuya a no obstruir con basuras y escombros las alcantarillas de la ciudad.

“Es fundamental que los ciudadanos nos ayuden especialmente en esta época de lluvias para que no tengamos esa avalancha de 20 mil toneladas de basuras que recibimos y que nos tapan los canales, sumideros y alcantarillados. El Acueducto hace un monitoreo permanente a todo el sistema hídrico de la ciudad”, explicó Germán González, gerente de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado.