Un grupo de niños guerrilleros ya salió de las Farc

Un grupo de niños guerrilleros ya salió de las Farc

5 de marzo del 2017

En Antioquia se dio la primera entrega de menores por parte de las Farc. El Comité Internacional de la Cruz Roja fue el encargado de recibir al grupo de pequeños, en la vereda Carrizal, en el municipio de Remedios, en la que el grupo guerrillero hace su tránsito a la vida civil.

El departamento se alista para llevar a cabo los protocolos de restablecimiento de los derechos de los menores y ayudar con la integración a la vida social, según afirmó Jaime Fajardo Landeta, asesor de paz de la Gobernación de Antioquia.

 En la vereda Carrizal, las Farc adelantaron las listas de los niños con sus respectivas identificaciones. Luego de su traslado, los menores fueron valorados por personas del Comité de la Cruz Roja, quienes hacían parte de la misión. Su acompañamiento fue fundamental para garantizar la seguridad de los menores y su traslado a los centros de acogida, aseguró la gobernación del departamento de Antioquia.
“De conformidad con lo acordado por las partes, los menores de edad fueron recibidos por un equipo de Unicef en el centro transitorio de acogida. El CICR facilitará las demás operaciones similares que tendrán lugar en las próximas semanas”, afirmó el jefe de la delegación del CICR, Christoph Harnisch.
Durante el proceso de paz que se adelantó con las Farc en La Habana, Cuba, se acordó que todos los menores de 15 años abandonarían los campamentos de esa guerrilla. En lo establecido entre las dos partes (Gobierno Nacional y Farc) se contempla un plan transitorio para la acogida de los menores, una valoración médica y la respectiva identificación para luego hacer parte de un equipo especial de la Unicef.

“Una vez los menores lleguen a los sitios de acogida se empezará un trabajo con distintas organizaciones para restablecer sus derechos y posteriormente se hará el proceso de reintegración familiar en sus comunidades, donde quieren desarrollar su proyecto de vida”, indicó la Alta Consejería para los Derechos Humanos.

Aún no se tiene el número exacto de menores que hacían parte de las filas de las Farc, ya que ninguno de los grupos negociadores entregaron datos precisos.

“No solo se trata de recibirlos sino también de garantizar una adecuada atención, definir si ellos van a ir a sus casas, a estudiar o van a ser atendidos en una entidad del Estado que les permita culminar el proceso de adaptación”, explicó Jaime Fajardo.

El asesor de paz agregó que todas las organizaciones que estén en el proceso de rehabilitación deberán garantizar que los niños se olviden de la guerra. “Si no están en condiciones aún de reconocer a su familia, tienen que esperar un tiempo determinado, hasta que se considere conveniente que se ha cumplido ese paso”.