Urabá antioqueño en alerta roja por fuertes lluvias

14 de septiembre del 2017

Una persona muerta, 500 familias damnificadas y más de 3.000 personas afectadas es el saldo que dejan hasta ahora las fuertes lluvias.

Urabá antioqueño en alerta roja por fuertes lluvias

Foto: Dapard

La alerta roja en el Urabá antioqueño no cesa debido a las fuertes lluvias que se han registrado en las últimas semanas en los municipios de Apartadó, Chigorodó y Carepa.

El balance entregado por las autoridades dejan hasta el momento 500 familias damnificadas, más de 3.000 personas afectadas, aproximadamente 1.500 hectáreas de cultivos con pérdidas, daño en los enseres de los hogares de los campesinos, en la infraestructura vial, en la red de acueducto y alcantarillado y una persona muerta en la zona urbana del municipio de Apartadó.

Misael Cadavid, director del Departamento Administrativo del Sistema de Prevención, Atención y Recuperación de Desastres (Dapard), manifestó que desde esa entidad se están adelantando todas las gestiones para ayudar a las familias que han resultado afectadas por la temporada de lluvias que azota a esa zona del departamento de Antioquia.

“El balance es un poco desalentador, hemos recorrido estos tres municipios y evidenciado la magnitud de los daños debido a las lluvias y fuertes vientos que se han presentado en las últimas horas, nuestra labor es llevar las ayudas humanitarias representadas en kit de alimentos, frazadas y tejas, que requieran estas personas”, indicó Cadavid.

La situación más crítica se presenta en el municipio de Chigorodó. Allí, en la madrugada de este miércoles se volvió a desbordar el río Chigorodó, inundando tres veredas en ese municipio y la pérdida de la banca de vías terciarias.

Asimismo, las autoridades departamentales informaron que las lluvias en Chigorodó ocasionaron un deslizamiento de tierra que tiene afectadas a más de 1.000 personas de cuatro veredas y una comunidad indígena.

El Dapard informó que en Apartadó las fuertes lluvias dejan hasta el momento 341 familias damnificadas para un total de 1.386 personas.

La Alcaldía de Carepa declaró la calamidad pública para atender la emergencia que originó en la zona rural el río León, que destruyó un dique, se llevó dos casas y afectó varias viviendas de esa población y Chigorodó.

En los municipios de Apartadó y Chigorodó ya habían decretado la calamidad pública por el invierno.

Con la declaración de la calamidad pública se espera que la ayuda por parte de la administración departamental llegue en el menor tiempo posible.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO