Urabá está en alerta por fuertes lluvias

Foto: Gobernación de Antioquia

Urabá está en alerta por fuertes lluvias

11 de septiembre del 2017

Las incesantes lluvias que se presentaron durante la semana pasada tiene en alerta a Uraba, debido a las más de 300 familias que resultaron damnificadas por el desbordamiento de varias quebradas.

Los municipios de Apartadó, Chigorodó y Carepa son los afectados, según lo dio a conocer el director del Dapard, Misael Cadavid Jaramillo.

De acuerdo con el reporte oficial presentado por el Consejo Municipal de Gestión del Riesgo, del 6 al 9 de septiembre se registraron fuertes lluvias con vendavales, que provocaron los desbordamientos del río Apartadó y del Caño Vijagual provocando inundaciones en los corregimientos San José de Apartadoó y El Reposo.

El caudal del río Apartado superó el muro de contención, generando inundaciones en los barrios El Dorado, El Concejo, Alfonso López, La Esmeralda, La Esperanza, Primero de Mayo, San Fernando, Fundadores, Cadena, Las Playas, San Judas y Pueblo Quemao, afectando a más de 3.000 personas.  Esto dejó un saldo de 185 familias afectadas en el municipio de Apartadó.

Foto: Gobernación de Antioquia.

Caso similar ocurrió en el municipio de Chigorodó, donde las fuertes precipitaciones provocaron el aumento del caudal de los ríos León y Chigorodó.  Esto causó inundaciones en las veredas Sadem Candelaria, Sadem Guacamayo, Unión Las Parcelas y Las Parcelas, dejando así 50 familias damnificadas. También hubo pérdidas en cultivos de plátano, maracuyá, yuca, maíz, entre otros y daños en la vía a la vereda El Coco.

Por su parte, en Carepa las lluvias dejaron un saldo de 45 familias damnificadas en la vereda Mi Lucha, mientras que el Cmgrd informó que hay dos familias en riesgo en la vereda La Primavera por socavación del terreno.

También se presentaron inundaciones en la vereda Bocas de Chigorodó, donde fueron evacuados nueve adultos y cuatro personas menores de edad e interrupción en la vía Carepa al Cerro, debido a deslizamientos de tierra.

Foto: Gobernación de Antioquia.

Cadavid confirmó que los municipios de Apartadó y Chigorodó se declararon en calamidad pública y que Carepa también plantea declararse en ese estado. Mientras tanto, el Dapard está a la espera del informe definitivo para determinar sí necesita ayuda humanitaria por parte de esta entidad.