Uruguay procesa a militar por torturas durante dictadura

Uruguay procesa a militar por torturas durante dictadura

9 de abril del 2017

La justicia uruguaya procesó por torturas al coronel retirado Rodolfo Gregorio Álvarez Nieto, sobrino del exdictador Gregorio Álvarez (1981-1985), en lo que supone el primer enjuiciamiento por la comisión de este delito durante el gobierno cívico militar que gobernó ese país entre 1973 y 1985.

La Justicia halló culpable a Álvarez de “un crimen de tortura en concurso formal con un delito de abuso de autoridad contra los detenidos”, señala el fallo, según informó este viernes el periódico local La Diaria.

Álvarez sometió a torturas físicas al dirigente del Sindicato Único Nacional de la Construcción y Afines, Gerardo Riet Bustamante, detenido “por agentes de inteligencia policial” en mayo de 1980.

Gerardo Riet fue sometido a fuertes torturas y tratos denigrantes, además de que fue torturado psicológicamente, debido a que se le mintió respecto al destino de su hermana, también detenida, quien le informaron había muerto en un interrogatorio, lo que le ocasionó a Riet una crisis nerviosa, señala el matutino.

Asimismo, Álvarez, entonces capitán, se hizo pasar como juez militar en el establecimiento donde estaba recluido el detenido y le tomó declaración “en el mismo lugar en que había sido sometido a apremios físicos y psicológicos”.

La fiscal del caso, Ana María Tellechea, afirmó que por ahora el procesado negó su responsabilidad en las torturas; sin embargo, varios testigos lo han identificado como el torturador. Por este motivo la juez José María Gómez decidió procesarlo por la coautoria de las torturas que pueden acarrear una condena de ocho a veinte años de cárcel.

Si bien en Uruguay existen varios militares presos por violaciones a los derechos humanos durante la dictadura, el de Álvarez es el primer procesamiento por el delito específico de tortura.

Con información de Sputnik Noticias.