Uruguay venderá marihuana en farmacias

Uruguay venderá marihuana en farmacias

7 de abril del 2017

Uruguay comenzará a vender marihuana en las farmacias del país a partir de las primeras semanas de julio, anunció el jueves en rueda de prensa el presidente de la Junta Nacional de Drogas, Juan Andrés Roballo.

“A mediados de año, en las primeras dos semanas de julio, vamos a estar en condiciones de empezar a vender en las farmacias”, dijo Roballo.

El funcionario, que es también el prosecretario de la Presidencia de Uruguay, dijo asimismo que “el 2 de mayo se va a proceder a habilitar el registro de usuarios a través de la red de correo y se lanzará una campaña de comunicación en los medios masivos para informar los riesgos de consumo y los requisitos establecidos por la ley”.

Hasta el momento, 16 farmacias en todo el país han firmado el contrato para vender marihuana “y luego una cadena de farmacias ha mostrado mucho interés y ha confirmado que se va a incluir y está próxima a firmar el contrato; además de eso hay otras 15 farmacias próximas a firmar”, dijo Roballo.

El funcionario reconoció que “tres o cuatro departamentos”, de los 19 que tiene Uruguay, no cuentan con alguna farmacia adherida a este sistema.

No obstante, “creemos que de aquí a mitad de año vamos a cubrir todos los departamentos”, aseguró.

El precio de venta de un gramo de cannabis en farmacias será equivalente a 1,30 dólares.

Según Roballo, ese precio contempla lo que perciben las empresas que producen la marihuana, el margen que obtienen las farmacias y un margen que permanece en el gubernamental Instituto de Regulación y Control del Cannabis (IRCCA) y que se destinará a financiar su funcionamiento y a las políticas de prevención del consumo de drogas.

El producto se dispensará en dos presentaciones: de cinco y 10 gramos y cada usuario podrá comprar 40 gramos por mes, distribuidos en un máximo de 10 gramos semanales, anunciaron las autoridades de la Junta Nacional de Drogas.

Roballo aseguró que “habrá un resguardo de las garantías del usuario en cuanto a su identidad”.

“Sobre cuánta gente se puede inscribir podemos especular con algún número, pero no tenemos elementos para poder hacer ninguna afirmación”, agregó.

Cuando se lance la venta en julio, el gobierno dispondrá de alrededor un stock de 400 kilogramos.

“Somos conscientes que con este primer paso estamos muy lejos de cubrir la real demanda que se va a dar, pero como es regulación, no liberación del consumo de cannabis, y se tiene que cumplir con determinados requisitos para acceder al cannabis, como el de registrarse a través de farmacias, prevemos que no va a existir una avalancha de usuarios”, sostuvo el jerarca.

Roballo estimó difícil que la marihuana del Estado se pueda vender fuera del circuito de farmacias.

“El cannabis que se va a vender en Uruguay es una especie única, en ese sentido va a tener una trazabilidad que va en contra de lo que facilitaría la comercialización fuera del sistema formal; por otro lado los márgenes económicos y la aplicación también de la normativa penal para quienes no estén dentro del sistema formal, la combinación de todos estos elementos hace muy difícil que alguien corra el riesgo de salirse del sistema”, explicó.

Uruguay aprobó en 2013 la ley que autoriza la plantación y cosecha de marihuana por parte de particulares, y también por parte del Estado, para que esta pueda ser consumida con fines recreativos.

La norma estableció tres vías legales para que los particulares puedan obtener cannabis con fines no médicos: cultivo en casa, clubes sociales y farmacias registradas.

En marzo del año pasado se abrió un registro para los farmacéuticos que deseen vender cannabis.

Con información de Sputnik Noticias.