Venezuela toca fondo: venderá su oro

27 de enero del 2016

El Nuevo Herald le dedica hoy preocupante análisis.

Venezuela toca fondo: venderá su oro

La foto lo dice todo: cientos de personas hacen fila para comprar papel higiénico. La crisis venezolana se agudiza y el régimen de Nicolás Maduro está considerando vender sus reservas de oro para mantener el barco a flote.

La imagen, autoría de la agencia AP y publicada por el diario estadounidense Nuevo Herald, fue tomada frente a un supermercado en Caracas, Venezuela, e ilustra un análisis de la actual situación del país suramericano, vecino a Colombia.

El Nuevo Herald se hace eco de un análisis del portal ‘La Patilla’, firmado por el editor del sitio web David Morán, según el cual “hay una misión que se encuentra en Suiza negociando las reservas de oro”.

Basado en opiniones de expertos, dice: “En caso de que el precio (del petróleo) siga por debajo de los $30, la posibilidad de que el régimen incumpla con el servicio de la deuda de $70,000 millones —entre los bonos de la República y los de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA)— sería inevitable.” . Con esta transacción la economía venezolana recibiría un estímulo de “entre $1,000 millones y $4,000 millones”.

Pero ahí no paran los registros de la prensa internacional sobre la difícil situación de la república bolivariana. Varios medios de comunicación hacen eco del Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal (CCSPJP) que, en su listado anual de las ciudades más peligrosas del mundo, catalogó a Caracas en el primer lugar para el 2015 con 119,87 homicidios por 100 mil habitantes.

Según BBC en Español, la ONG mexicana considera en el listado a ocho ciudades venezolanas y en el top diez, además de Caracas, incluye a Maturín y Valencia.

Desde que cayeron los precios del Petróleo la economía venezolana presenta una grave caída. Sin embargo, el Herald atribuye la debacle a las políticas macroeconómicas del gobierno chavista. Es claro, eso sí, que la economía del país depende del petróleo y para que tenga un respiro se necesitaría que los precios lleguen a los 45 o 50 dólares el barril, según el Herald. Hoy en día los precios del crudo bordean los 30 dólares o menos.

Con este panorama el diario norteamericano cita al economista Orlando Ochoa, quien concluye: “Estamos a entre cuatro y seis semanas de una situación realmente extrema”.

venezuela protesta
Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO