Crean impuestos para evitar venta “irresponsable” de productos hechos con marihuana

Crean impuestos para evitar venta “irresponsable” de productos hechos con marihuana

14 de agosto del 2015

El Ministerio de Industria de Jamaica propuso gravar con cuatro impuestos la producción y distribución de marihuana con fines medicinales y lanzó una convocatoria para consultar a la población sobre su iniciativa, informaron este viernes fuentes oficiales por vía telefónica.

Según explicó un portavoz de ese ministerio, se pretende gravar la licencia para producción, el cultivo de la planta, el empaquetado para su distribución y el proceso de venta, cuatro etapas que, de ser aprobadas, ayudarían al desarrollo de la industria.

“Como sucede con cualquier otro producto alimenticio, nutricional o farmacéutico, los nuevos productos de cannabis que se creen tendrán que cumplir con requisitos específicos relacionados a la salud, la seguridad y el medio ambiente, así como también los estándares de calidad de producto, etiqueta y empaque”, señaló el ministro de Industria, Anthony Hylton, en un comunicado.

Hylton detalló que estas regulaciones serán necesarias para “evitar la venta y uso irresponsable de estos productos, con el fin de reducir las actividades ilegales que se asocian con la industria de la marihuana”.

La portavoz del Ministerio añadió que se ha abierto una convocatoria al público para que envié al Ministerio sus comentarios y sugerencias en torno a la propuesta de impuestos y modelo de operación de la industria.

Se prevé que para finales de septiembre esté listo un documento de regulaciones final que incluya las recomendaciones de diferentes sectores y comunidades para que luego sean implementadas por la Autoridad de Permisos de Cannabis en colaboración con el Consejo Asesor de Empresas de Cannabis y Buró de Estándares de Jamaica.

Los cambios legislativos aprobados el pasado febrero en Jamaica estipulan que ya no será delito consumir marihuana en pequeñas cantidades ni portar un máximo de dos onzas (56 gramos) de “ganja” (marihuana), aunque la persona será multada con una falta administrativa.

Además, su consumo será totalmente legal para quienes cuenten con una licencia, que se concederá a los jamaiquinos que demuestren intereses religiosos (reclamados por los rastafaris) o medicinales.

*Con información de la Agencia EFE

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO