Líderes de las Farc pidieron perdón por secuestros

23 de septiembre del 2019

Los exjefes guerrilleros entregaron la primera versión sobre secuestro en la JEP.

Farc

Foto: JEP

Los líderes del Partido Farc entregaron este lunes la primera versión colectiva sobre retenciones ilegales o secuestros ante la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP).

Mediante un documento dirigido ante el tribunal de paz, el excomandante de la guerrilla y hoy presidente del partido, Rodrigo Londoño, conocido como ‘Timochenko’, reconoció la existencia de dicha estrategia y asumió, junto con otros dirigentes de esa colectividad, su responsabilidad “colectiva, ética y política por el daño ocasionado a las personas y familias que fueron víctimas de esta desafortunada práctica”.

“El escrito que se entrega a este despacho constituye una primera entrega de Verdad y manifestación de responsabilidad, donde se parte de la premisa de que los exintegrantes de las Farc-EP que hemos sido llamados a comparecer dentro del caso 001, nos acercamos a las víctimas, haciendo una reflexión profunda sobre los hechos de la guerra”, dice el documento entregado.

El líder de Farc también señaló que el documento incluye un resumido relato sobre la organización guerrillera, sus orígenes, los motivos que los llevaron a alzarse en armas y las razones para recurrir a los secuestros durante la lucha armada.

“No queremos justificar ninguna conducta que resultó violatoria del Derecho Internacional Humanitario, sino dar a conocer de nuestra propia voz las razones objetivas que nos llevaron a muchos colombianos y colombianas a construir lo que fueron las Farc-EP”, afirma.

Y añadió: “En una guerra tan prolongada, donde además entraron a actuar otras realidades aún más violentas, impidieron que las normas de las FARC-EP pudieran ser cumplidas a cabalidad, lo que llevó a que ocurrieran hechos lamentables (como lo son las retenciones a civiles), hechos por los cuales pedimos perdón a todos quienes fueron víctimas de esta conducta”, añade la comunicación.

Además, indica que dicha declaración explica los principios de sus actuaciones militares y de retenciones de diferentes miembros de la sociedad civil.

“Las FARC- EP aprobamos las leyes 002 como 003 y fueron disposiciones que dieron forma a la política de retenciones. Cabe aclarar que estas buscaban minimizar las retenciones realizadas por la guerrilla. Se buscaba que estos hechos no se desbordaran y generaran más dolor a nuestra sociedad. Sin embargo, reiteramos que las dinámicas de guerra y nuestra condición de Ejército irregular, nos impidió, muchas veces, poder controlar que estas normas se cumplieran por todos los nuestros a cabalidad“, dice.

Y añade: “esta sección explica como se llegó a la decisión de retener a otras personas con el fin de lograr un canje humanitario. Nos encontrábamos en situación de franca desventaja militar por el creciente número de guerrilleros detenidos por parte del ejército y la policía colombiana. Esta situación nos llevó a tomar la decisión de detener figuras políticas”.

El documento también explica cómo se llevaron a cabo las retenciones con fines económicos, “detallando cómo buscaban ser la excepción y no la regla”.

Estos y otros detalles son la respuesta a un cuestionario trasladado por la Sala de Reconocimiento de Verdad de la JEP y a varias de las solicitudes de las víctimas que se han acercado a esta Jurisdicción.

“Sin lugar a dudas, daremos las explicaciones necesarias que conduzcan al esclarecimiento de la verdad, a la reparación que esté en nuestras manos proporcionar, con certeza no cesaremos en el esfuerzo por entregarlo todo por la reconciliación y la convivencia de la gran familia colombiana. A las víctimas de la penosa conducta de retenciones ilegales y económicas, les decimos que esta es una primera entrega parcial de nuestra verdad sobre graves hechos que afectaron sus familias y el país”, recalcan los líderes de la colectividad.

“Pedimos perdón a todos los que fueron víctimas de esta conducta”, manifestó Londoño. 

Durante la audiencia, la procuradora delegada ante la JEP, Mónica Cifuentes, le pidió formalmente a los excomandantes de la desmovilizada guerrilla que entreguen información sobre 522 secuestrados que murieron en cautiverio.

Según el Observatorio de Memoria y Conflicto del Centro Nacional de Memoria Histórica (CNMH), un total de 31.021 personas fueron secuestradas en los últimos 50 años en Colombia, de ellos, 1.214 eran militares y policías.

Aquí puede ver la declaración completa:

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO