Vía Bogotá-Villavicencio: ¿Quién responde?

17 de junio del 2019

Estos hechos han ocasionado inconvenientes para los habitantes.

Vía Bogotá-Villavicencio: ¿Quién responde?

Por varios meses la vía que interconecta la capital colombiana, Bogotá con Villavicencio, ha presentado varios deslizamientos de tierra sobre la carretera. Esto ha generado el cierre total de la vía y al mismo tiempo, impedido el paso para quienes deben transitar por este corredor diariamente.

Estos hechos no solo han ocasionado inconvenientes para los habitantes de los sectores aledaños, sino también grandes pérdidas económicas para las empresas que deben transportar petróleo y productos perecederos como el arroz y otros productos agrícolas que abastecen al país, pues ni campesinos pueden sacar su producción agrícola, ni los comerciantes urbanos pueden vivir de su actividad principal: el turismo.

En los últimos días han caído más de 120 mil metros cúbicos sobre la carretera y desde hace varias semanas, ha aumentado la preocupación ante este caso, pues los cierres constantes en la vía y el peligro que corren los habitantes de los pueblos que allí se ubican alertan a todo el país.

Guayabetal en la mira

Unos de estos pueblos que corren peligro es Guayabetal, Cundinamarca. Actualmente, las autoridades y la comunidad temen al desprendimiento de la montaña, pues esto ocasionaría el colapso sobre el río Negro, lo que generaría una avalancha sobre todo el municipio con rumbo hacia zonas cercanas como Pipiral, Villavicencio y hasta Acacias en el Meta.

Para entrar en contexto es necesario recordar que este importante corredor vial, también conocido como la Vía al Llano, inició su construcción en el año 1994 por las concesionarias Coviandes y Coviandina.

¿Cómo es la vía?

Esta carretera está conformada por 85,6 kilómetros y atraviesa las montañas que forman la cordillera Oriental. Cuenta con tres túneles y 58 puentes, de los cuales ocho son peatonales y cincuenta vehiculares.

Los encargados de ejecutar los trabajos iniciales de esta vía fueron la Concesionaria Vial de los Andes S.A.S (Coviandes), cuyo propietario es Luis Carlos Sarmiento Angulo y la firma brasileña Andrade Gutiérrez.

El valor total de la obra era de 79 mil millones de pesos, hoy en día la vía permanece en construcción elevando los costos a los 8 billones de pesos, según el Viceministro de infraestructura, Manuel Felipe Gutiérrez.

La Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), indica que por la vía circulan un promedio diario de once mil carros y los peajes logran recaudar más de 100 mil millones de pesos durante el primer semestre de cada año.

En los contratos no fueron incluidos los estudios para el manejo de taludes, lo que para los expertos, ha sido el error que ha causado las consecuencias que hoy se viven en la carretera.

Coviandes culpa a otros

Varios incidentes en esta vía han dejado un elevado número de víctimas mortales, incluyendo la tragedia del puente de Chirajara en 2018.

Por otro lado, Coviandes ha culpado por los daños que se registran en la montaña a la granja avícola de Pollo Olímpico, que se encuentra sobre el km 58 de este corredor vial, y cuenta con 16 galpones de 150 metros de largo por 14 metros de ancho y que en su totalidad albergan más de 400 mil aves.

Frente a esta situación, el gerente de la empresa avícola, ha asegurado que cuando llegaron a al sitio en el año 2009, no había ningún tipo de desprendimiento sobre la ladera.

Además aseguró que desde ese año cuentan con los permisos de construcción que le fueron otorgados en su momento y con todos los documentos que exige la ley para funcionar en ese punto de la montaña.

Coviandes

¿Qué han hecho los entes gubernamentales?

Algunas entidades gubernamentales como la Gobernación de Cundinamarca y Gobernación del Meta, han solicitado al Gobierno en repetidas ocasiones, medidas para reducir la crisis que se enfrenta en los municipios.

Por esta razón, el Ministerio de Transporte anunció la consecución de 120 mil millones de pesos para desarrollar las obras que darían solución a los problemas de este importante corredor vial.

Así mismo, el Ministerio de Transporte optó por cerrar indefinidamente esta vía hasta que se encuentre en condiciones de seguridad y transitabilidad. Tres días después, desde esta entidad, se anunció que la vía estará cerrada cerca de tres meses más por las dificultades a la hora de la remoción de escombro, sumado a las condiciones climáticas.

El más reciente deslizamiento

Por otro lado, el pasado sábado se presentó el colapso de un puente vehicular que pasa sobre la quebrada Caño Seco y que une el túnel 13 y 14 del km 58 de la misma vía. La estructura aún no estaba en funcionamiento y no aguantó la enorme cantidad de material que cayó sobre la carretera.

Es importante tener en cuenta que el precio de los peajes, pues hoy en día para atravesar el corredor se deben pagar tres peajes por un valor total de $38.700 pesos, incluyendo el peaje de Pipiral de $16.600 que es uno de los más caros del país.

De este modo, no solo están en riesgo la vida de miles de colombianos que transitan por la zona, sino que también se están perjudicando las labores diarias de quienes se dedican a la ganadería, a la agricultura y a la industria hotelera, impactando fuertemente a la economía de la región.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO