ONU facilita traslado de los restos de víctimas de Bojayá

11 de noviembre del 2019

La comunidad podrá despedir, después de 17 años, a sus seres queridos.

cuerpos, regreso, comunidad, ONU, regresan los cuerpos, proceso de paz, Farc, masacre de Bojayá

foto: EFE/Martín García

Uno de los episodios más violentos y sensibles del conflicto armado en Colombia tuvo lugar el 2 de mayo de 2002, cuando un cilindro-bomba de la antigua guerrilla de las Farc cayó en la iglesia San Pablo Apóstol, en Bojayá, que dejó más de 70 personas fallecidas, entre ellas niños.

La comunidad de Bojayá que en su mayoría vive en el municipio Vigía del Fuerte, recibirán los cofres identificados de las víctimas mortales para que puedan despedir a sus seres queridos tras 17 años de ocurrida la masacre con el apoyo de la Misión de Verificación de la ONU en Colombia, que facilitará el trabajo de traslado.

A través de un comunicado el organismo internacional aseguro que, “facilitará el traslado desde Medellín hacia Vigía del Fuerte de los restos óseos de las víctimas (…) La Misión de Verificación realiza esta operación a petición del gobierno colombiano a través de las instituciones competentes y del Comité de Víctimas con el fin de contribuir a la labor de la culminación del proceso de reparación colectiva que adelanta la comunidad de Bojayá“.

Un proceso que inició en el 2017 cuando la población pidió que los cuerpos que en el 2002 habían sido enterrados sin saber a quien pertenecían, fueran exhumados y llevados a la sede de Medicina Legal en Medellín para que los identificaran y posteriormente entregaran a sus familiares.

El proceso de identificación culminó y este 11 de noviembre se espera que lleguen 101 cofres correspondientes a los 82 casos que recibió y examinó Medicina Legal. Para Yuber Palacios, integrante del Comité por los Derechos de las Víctimas de Bojayá, esto ocurre porque “de Bojayá ese 2 de mayo salieron huyendo de la muerte y en Vigía encontraron la vida”.

Desde allí, diferentes changas harán una procesión fluvial por el Río Atrato. Esta pasará por comunidades como Piedra Candela, La Loma y Corazón de Jesús para culminar en el viejo Bellavista. Una vez desembarquen en el pueblo, alabaos y gualies preparados especialmente para este momento, serán interpretados en donde quedaba la antigua iglesia San Pablo Apóstol y en cercanías al antiguo centro de salud.

Además, 30 de los 101 cofres irán hasta la comunidad de Pogue, a tres horas de Bojayá y territorio que los vio nacer. Esa noche retornarán a sus moradas y recibirán una velación de amanecida.

Entre el 12 y 16 de noviembre, los familiares de las víctimas acudirán a una explicación técnico científica que brinda Medicina Legal, la Fiscalía y la Unidad Para las Víctimas. Dicha diligencia judicial busca, de manera individual, explicar cuál fue el proceso que se desarrolló con cada uno de los cuerpos y precisar cómo se dispondrá de ellos en el espacio de mausoleo construido.

El 17 de noviembre, los 101 cofres estarán dispuestos en el Auditorio Municipal del nuevo Bellavista. Sobre la mañana, se hará una eucaristía que luego dará paso a un acto público y político. Garantías de no repetición, electricidad, respaldo a proyectos productivos y la reubicación de la comunidad de Pogue, son algunas de las demandas que tiene esta población del Medio Atrato chocoano.

Finalmente, en la noche del 17 de noviembre iniciará una larga velación que se extenderá hasta la mañana del 18 de noviembre, día en el que, tras la realización de una misa ecuménica, se hará la disposición final de los cuerpos de Bojayá.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO