Así va la limpieza de casa de máquinas en Hidroituango

22 de marzo del 2019

Por el momento han sido evacuados más de 355 toneladas de roca.

Así va la limpieza de casa de máquinas en Hidroituango

Cortesía

Se siguen conociendo fotografías del interior de casa de máquinas del proyecto eléctrico Hidroituango en las que se evidencia el estado actual de la obra.

En las imágenes, que fueron difundidas por Empresas Públicas de Medellín (EPM), se alcanza a observar el estado en que quedó esta zona luego de pasar más de 10 meses inundada, debido a la emergencia que se presentó desde el pasado 28 de abril.

John Maya Salazar, gerente encargado de Empresas Públicas de Medellín (EPM), señaló que para poder lograr la recuperación de casa de máquinas se debe pasar por tres etapas. La primera culminó en su totalidad y próximamente se dará inicio a la segunda, por lo que enfatizó que las labores al interior de esta estructura podrían tardarse al menos 20 días.

“Vamos bien. Ya tenemos una idea clara de cuál es el estado de la casa de máquinas. Como ustedes saben para nosotros lo más importante es que la bóveda, las vigas y el puente grúa de esta estructura estén en buenas condiciones”, señaló el gerente encargado.

También señaló que una vez estén dadas todas las condiciones y se pueda ingresar con maquinaria pesada al lugar, las labores de remoción de escombros se podrían tardar, aproximadamente, 8 meses.

Según señaló la compañía desde que se inició la recuperación de casa de máquinas han sido evacuadas más de 355 toneladas de roca.

Estas no son las primeras imágenes que se conocen de esta zona de la obra. El pasado 8 de febrero se conoció la primera fotografía de casa de máquinas y 20 días después se difundió un video en el que se mostraban las labores de bombeo que realizó la compañía.

Es de anotar que esta zona de Hidroituango se encontraba inundada desde el pasado 28 de abril, cuando se presentó la primera emergencia luego del taponamiento de uno de los túneles de desviación del río Cauca, situación que encendió las alarmas entre los constructores y los pobladores de las comunidades aguas abajo.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO