(Video) Marcaron una joven con hierro caliente en una marcha a favor del veganismo

(Video) Marcaron una joven con hierro caliente en una marcha a favor del veganismo

25 de septiembre del 2016

Un grupo de activistas franceses defensores de los animales protagonizó una de las escenas más escalofriantes que se ha registrado en una marcha a favor del veganismo.

Aunque la intención inicial de los jóvenes era condenar el maltrato animal, las cosas se salieron de control y llegaron a extremos incalculables, así lo muestra un video publicado por la agencia Ruptly, según RT .

Lea también:Él es el presunto autor del tiroteo en Burlington, Estados Unidos

El acto se llevó acabo en la Plaza de la República en París, la manifestación inició seguida de un flashmob que organizó un grupo denominado ‘269 Life France’, que se ha dedicado en los últimos años a exigir la liberación completa de los animales que se encuentran en las granjas, además pretenden buscar conciencia sobre la situación de los animales que son sacrificados cada día de una manera brutal en los mataderos.

En el video se ve cómo una joven es brutalmente marca con hierro al rojo vivo con el numero 269, aunque la chica grita de dolor quienes sostienen en hierro no dejan de hacerlo hasta que la marca queda en la piel de la mujer.

Durante la manifestación quienes marchaban iban cubiertos de sangre y llevaban cadenas atadas al cuello para mostrar el sufrimiento por el que pasaban los animes que iban al matadero o sufrían de crueldad por el hombre.

Además: Eln anuncia cese al fuego para “facilitar” participación del plebiscito

El grupo finalmente quiere mostrar a las personas la forma tan cruel que usa la industria de las carnes con los animales y exponen el dolor para pedirle a las personas que dejen el consumo de seres vivientes. Buscan “cambiar la percepción de los cadáveres que se pone en la boca la gente en nombre del deleite culinario”, ha explicado uno de los activistas.

Uno de los miembros del grupo explico que el número 269 con el que se marco a la joven, fue el número que se le asigno a un ternero que encontraron en una de las granjas que visitaron y cuya muerte fue lenta y dolorosa.