Marchas por Cataluña paralizan a Barcelona

18 de octubre del 2019

El 16 de octubre partieron desde las poblaciones de Girona, Vic, Berga, Tàrrega y Tarragona

Marchas por Cataluña paralizan a Barcelona

Foto: EFE/Quique García

Las marchas independentistas que desde el 16 de octubre recorrían Cataluña a pie confluyeron en Barcelona, logrando reunir a varias decenas de miles de personas en una columna conjunta.

“Llevo tres días andando y estoy muy cansada, pero no pienso parar, vamos a seguir haciendo el camino hacia la independencia”, señala a Sputnik Rosa, una mujer de 58 años que formó en una de las columnas.

El 16 de octubre partieron desde las poblaciones de Girona, Vic, Berga, Tàrrega y Tarragona cinco marchas que recorrieron 100 kilómetros desplazándose hacia Barcelona para protestar contra la condena a los líderes independentistas por el referéndum de 2017.

​Este acto de protesta está convocado por las organizaciones civiles independentistas Ómnium Cultural (OC) y Asamblea Nacional Catalana (ANC), cuyos antiguos líderes Jordi Sánchez y Jordi Cuixart se encuentran entre las personas condenadas.

A lo largo de su recorrido, las marchas provocaron múltiples cortes de carretera, uno de los objetivos iniciales de las columnas, según informaron desde la propia ANC, que planteó esta movilización como una forma de “colapsar la principal red viaria catalana”.

Poco después del mediodía de este 18 de octubre entraron en Barcelona las marchas procedentes de Vic y Berga. Más tarde entró la de Girona y, posteriormente, se encontraron con ellas las de Tárrega y Tarragona, que ya habían confluido en la jornada del jueves 17.

En la mayor parte de su recorrido, las marchas se desarrollaron en un ambiente pacífico e incluso festivo, en contraposición con los disturbios vistos en las principales capitales de Cataluña durante los últimos días.

“Esto es el independentismo, no los cuatro violentos del otro día que no representan a nadie”, señala a Sputnik Juan, manifestante que se unió este mismo viernes 18 a una de las marchas para realizar parte del recorrido.
Juan lleva una camiseta con un lema que pide la puesta en libertad del exvicepresidente catalán, Oriol Junqueras, condenado a 13 años de prisión.

“Es una sentencia cruel, él hizo, lo que el pueblo quería. Le votamos para que organizara un referéndum y ahora nos están castigando a todos. Es pura venganza”, señala, antes de apostillar que “no es normal que poner urnas se castigue con más años de prisión que un asesinato”.

La llegada de las marchas a Barcelona coincide con la jornada de huelga general convocada por sindicatos independentistas, lo que generó un cúmulo de movilizaciones que desbordó calles, plazas y avenidas de la capital catalana.

Por el momento las autoridades no cuentan con una estimación de cuánta gente se juntó al confluir las marchas, aunque las imágenes de su paso por la ciudad permiten imaginar que la cifra será de varias decenas e incluso centenares de miles de personas.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO