El Papa defiende la “libertad de conciencia” en Marruecos

El Papa defiende la “libertad de conciencia” en Marruecos

30 de marzo del 2019

El Papa Francisco aterrizó este sábado en el país de Marruecos. Han pasado tres décadas desde la histórica visita de Juan Pablo II a este país. Ahora es el momento de que la capital del reino alauí reciba al actual Papa Francisco.

Es un Estado con creyentes de mayoría islámica pero que ha decidido recibir al líder del cristianismo como acto de aceptación a convivir pacíficamente con las diferencias religiosas.

Una de las razones del Pontífice para emprender este viaje, es exigir al rey de Marruecos Mohamed VI,  mayor libertad para practicar la fe de la minoría cristiana que vive en el país africano.

Antes de salir de la Casa de Santa Marta, el Papa saludó a un grupo de inmigrantes marroquíes alojados en Italia por la Comunidad de San Egidio. Se trata de dos familias, cada una con dos hijos; dos mujeres jóvenes y un chico.

El Papa se trasladó a las 10 de la mañana en automóvil al Aeropuerto Internacional Roma. Allí abordó el Alitalia A320 y tomó rumbo hacia Rabat, capital de Marruecos.

Al salir del territorio italiano, Francisco envió el siguiente telegrama al Presidente de la República Italiana, Hon. Sergio Mattarella:

“Cuando me dispongo a comenzar mi viaje apostólico a Marruecos, para encontrar a ese noble pueblo, compartiendo con la comunidad católica momentos de oración y de comunión, y alentando el diálogo interreligioso“, escribió el Papa.

Aquí puede seguir en vivo la visita del Obispo de Roma en Marruecos

“La libertad de conciencia”, fue una de las primeras frases que el Papa dirigió en su discurso en la explanada de Torre Hassan II, horas después de que llegara a la capital marroquí. Asimismo pidió que luchen contra el “fanatismo” con la “solidaridad” de los creyentes.

“Me alegro de pisar el suelo de este país, rico en tantas bellezas naturales, custodio de vestigios de antiguas civilizaciones y testigo de una historia fascinante”, dijo el Pontifice.

Otro de los puntos que trató el líder del catolicismo, es la situación actual de los migrantes. Allí, insistió en que este fenómeno no se resuelve construyendo barreras o negando la asistencia y abogó por erradicar las causas que obligan a las personas a dejar sus países.

“Ustedes saben cuánto me preocupa la suerte, a menudo terrible, de estas personas que en gran parte no dejarían sus países si no estuvieran obligadas a hacerlo”, mencionó el Papa durante visita a Marruecos.

Durante el evento, Francisco y Mohamed VI firmaron un llamamiento para preservar a Jerusalén como “símbolo de convivencia”, patrimonio de la humanidad y lugar de encuentro y de culto para las tres religiones monoteístas.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO