Ladrón robó en un restaurante como un comensal más

19 de marzo del 2019

Con un arma de fuego les quitó los relojes y joyas a dos personas.

Robo restaurante usaquén

Frente a las miradas de varios clientes y meseros pasó desapercibido un ladrón que, con arma de fuego, increpó a una pareja en un restaurante del norte de Bogotá, les arrancó sus pertenencias y salió tranquilamente del lugar.

Escuche las noticias más importantes del día:

El hecho fue registrado por una cámara de seguridad del restaurante La Biferia, ubicado en Usaquén. Allí ingresó un hombre, vestido de chaqueta azul, gorra negra y jean, afirmó que lo estaban esperando otras personas y posteriormente sacó un arma del bolsillo y se sentó a la mesa de dos clientes que se encontraban almorzando.

Las dos personas lo miran extrañados por su accionar, pero este rápidamente les informa que los está apuntando con un arma bajo la mesa. El ladrón se come una papa de uno de los platos mientras las víctimas empiezan a entregarle sus joyas y relojes. Los meseros del lugar no se percatan de la situación mientras atienden a otras mesas.

Las personas, atónitas, parecen esperar que el hombre se retire, este les dice algunas cosas tras quitarles las pertenencias y luego se levanta y sale tranquilamente del lugar. Según los empelados del restaurante, fue unos minutos después de que el hombre abandonara el establecimiento, que las dos personas afirmaron haber sido asaltadas.

Según en diálogo con KienyKe.com explicó Cristina Fernández, gerente de la cadena de restaurantes La Biferia, nadie se percató del hecho hasta que las personas alertaron de la situación, de inmediato procedieron a llamar a la Policía e interpusieron la denuncia junto al video de las cámaras de seguridad.

“No tenemos nada que ver en este desafortunado evento, pero tenemos que cuidarnos como restaurante, ninguno de los empleados o demás comensales se dio cuenta y puede que alguno hubiera reaccionado y pasara algo desafortunado, más de lo que les pasó a los comensales, afortunadamente no pasó algo más grave”, afirmó Fernández en referencia a que el hombre estaba armado con una pistola.

Según la administración del establecimiento, esta es la primera vez que sucede un hecho similar durante los 13 años de funcionamiento y las víctimas entendieron que era una situación ajena al restaurante. “Estamos poniendo la cara a una situación muy difícil y es muy ajeno a cualquier cosa nuestra”, afirmó Fernández.

Así mismo, atribuyó este hurto a una grave situación de inseguridad que ha azotado la localidad de Usaquén, al norte de la ciudad. Este lunes 18 de marzo asesinaron un hombre en el Carulla de la 116 con 15, en semanas anteriores dos rappitenderos intentaron asaltar un apartamento del barrio e hirieron al celador, así como hurtos a otros locales comerciales en las últimas semanas.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO