Se agudizan las manifestaciones en Hong Kong

22 de septiembre del 2019

Manifestantes vandalizan centros comerciales y estaciones de metro

Manifestaciones, vandalizan, metro, Centros comerciales, China

foto: EFE/ Vivek Prakash

Los manifestantes en Hong Kong, que lleva 16 semanas sumido en protestas contra el Gobierno, ocuparon este domingo los centros comerciales en Sha Tin y Nam Cheong forzando el cierre de locales que consideran progubernamentales o vinculados a Pekín, reportó el diario South China Morning Post.

En el centro comercial New Town Plaza, en Sha Tin, los manifestantes están tirando contenedores de basura por las escaleras mecánicas y en la planta baja. También están rociando agua, aceite y jabón en el piso.

Más temprano profanaron una bandera nacional en Sha Tin arrojándola al río y amenazaron con bloquear las carreteras de acceso al aeropuerto, aunque un fuerte despliegue policial a lo largo de los principales nudo viales ha evitado hasta el momento el caos.

Algunos radicales vandalizaron otra vez la estación de metro Sha Tin, que ahora permanece cerrada. Los trenes pasan de largo la estación en la que manifestantes, según la policía, están causando destrozos arrojando objetos y rociando agua.

El servicio de Airport Express funciona únicamente entre las estaciones del aeropuerto y Hong Kong, con intervalos de 10 minutos, y sin detenerse en Kowloon, Tsing Yi y AsiaWorld-Expo, esta última cerrada temporalmente.

En la calle Yuen Wo, los manifestantes prendieron fuego a una barricada. Sin embargo, los agentes del orden lograron reducir a varios individuos en el área utilizando el gas pimienta.

Más tarde, la policía lanzó también varias rondas de gas lacrimógeno para dispersar a los manifestantes en Sha Tin.

Antes de cargar contra la multitud, la policía avisó que “está utilizando la fuerza adecuada para llevar a cabo una operación de dispersión” y exigió a todos los manifestantes que “detengan todos los actos ilegales y se vayan de inmediato”.

Desde el 9 de junio pasado, Hong Kong vive una oleada de protestas cuyo detonante fue un proyecto de ley que hubiera permitido la entrega de prófugos de la justicia a Taiwán, Macao y la China continental.

El Gobierno hongkonés accedió a retirar a principios de septiembre el controvertido proyecto, pero rechazó otras demandas de la calle, entre ellas amnistiar a activistas detenidos, iniciar una investigación independiente de los supuestos excesos policiales y relanzar las reformas políticas en esta región administrativa especial.

Por el momento, las protestas en Hong Kong y los enfrentamientos entre los manifestantes y las fuerzas de seguridad continúan.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO