Medicina Legal dice cómo murió el vigilante Fernando Merchán

Medicina Legal dice cómo murió el vigilante Fernando Merchán

14 de diciembre del 2016

El director del Instituto de Medicina Legal, doctor Carlos Valdés, informó en rueda de prensa la manera y la causa de muerte de Fernando Merchán Murillo, el vigilante del edificio Equus 66, donde fue hallada sin vida la niña Yuliana Samboní.

Lea también: Los sueños de un ángel llamado Yuliana que un hombre arrebató.

Según el doctor Valdés, la causa de la muerte de Merchán Murillo es una hipoxia severa, es decir falta de oxígeno, resultado de tres circunstancias: “La primera es anemia aguda producida por las lesiones que se produjo, la segunda circunstancia es una depresión neurológica por un medicamento denominado Trazadone hallado en sangre y la tercera asfixia mecánica por posición”, indicó el funcionario.

Así las cosas, según Valdés, la causa del fallecimiento del vigilante, a quien el Fiscal General de la Nación catalogó como copartícipe en la muerte y violación de la menor de edad, por su silencio tras conocer lo que estaba ocurriendo y lo que ocurrió después en el apartamento 603 del edificio donde trabajaba, es suicidio violento.

También: Las pruebas en el apartamento 603 que incriminan a Rafael Uribe Noguera.

Con esta información técnicamente queda descartado que Fernando Merchán, hallado sin vida en el interior de su residencia, el pasado viernes, fue asesinado; hipótesis que se mantuvo desde que se conoció la noticia. Los estudios químicos en sangre y tejidos confirmaron que Merchán había consumido una cantidad importante de Trazadone, un fármaco antidepresivo que también se usa para tratar el insomnio y esquizofrenia.

Con la muerte de Merchán se creyó que la investigación sobre el rapto, violación y asesinato de la niña de 7 años había perdido un testigo clave de los hechos, que ayudaría a esclarecerlo, pero con el avance de las pesquisas se estableció que la información que el vigilante le estaba entregando a las autoridades era falsa e inconsistente.

Además: Lea aquí: Carta indignada de un padre de familia dolorido por el crimen de Yuliana.

Según el fiscal general, Néstor Humberto Martínez, el vigilante Fernando Merchán tenía pleno conocimiento de lo que ocurrió en el apartamento 603 antes y después del ingreso de Yuliana al edificio. El jefe del ente investigador aseguró que el silencio de Merchán frente a la situación lo convirtió en copartícipe del crimen y la violación de la pequeña Yuliana Samboní.