Y ahora investigan a Dunkin’ Donuts Colombia

Y ahora investigan a Dunkin’ Donuts Colombia

16 de Mayo del 2014

La Dirección de Investigaciones de Protección al Consumidor de la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC), formuló pliego de cargos a Dunkin’ Donuts, por presuntamente ofrecer al público la promoción “Reiníciate todos los martes paga 6 donuts lleva 12 (…)” cobrando un valor de dieciséis mil doscientos pesos por las supuestas seis donuts para recibir doce en promoción, cuando en la lista de precios exhibida habitualmente al consumidor en el establecimiento, se indica que el precio regular de seis donuts es doce mil pesos, lo que podría implicar una violación de los artículos del Estatuto del Consumidor, que obligan a los anunciantes a suministrar a los consumidores publicidad cuyo mensaje corresponda a la realidad.

La investigación

En abril de 2014, la Superintendencia de Industria y Comercio, realizó una visita administrativa de inspección en las instalaciones de Dunkin’ Donuts ubicadas en el Centro Internacional de Bogotá, con el fin de verificar el cumplimiento del Estatuto del Consumidor en lo referente a los temas de información y publicidad.

En desarrollo de la visita administrativa de inspección se requirió información sobre la promoción vigente: “Reiníciate todos los martes paga 6 donuts lleva 12 (…)”; tomando además fotografías de los listados de precios exhibidos al consumidor en el establecimiento de comercio.

Los resultados del análisis de la oferta “Reiníciate todos los martes paga 6 donuts lleva 12 (…)”.

En el examen realizado a la pieza publicitaria, la Dirección de Investigaciones de Protección al Consumidor encontró que en la lista de precios exhibida al público, se informa que el valor de seis donuts es de doce mil pesos, pero en la promoción consistente en comprar seis donuts y recibir doce, en vez de pagarse los mismos doce mil pesos del precio regular, debía pagarse la suma de dieciséis mil doscientos pesos, es decir, cuatro mil doscientos pesos más.

Posibles sanciones

En caso de que el proceso termine declarando que existió violación del Estatuto del Consumidor, la Superintendencia de Industria y Comercio, puede imponer sanciones de hasta $ 1.232 millones de pesos.