Hija de magistrado Malo no aceptó cargos por extorsión

Hija de magistrado Malo no aceptó cargos por extorsión

31 de octubre del 2017

Ante un juez en los Juzgados de Paloquemao, la Fiscalía le imputó cargos por extorsión agravada a Yara Milena Malo Benítez, hija de Gustavo Malo implicado en hechos de corrupción en la Corte Suprema de Justicia. Al parecer la joven le habría pedido dinero a la fiscal Angélica María Padilla, bajo la amenaza de que si no accedía a sus pretensiones la funcionaria sería desvinculada de la entidad o trasladada a otras dependencias con problemas de orden público. Malo Benítez no aceptó cargos.

Según el fiscal Daniel Eduardo Cardona, Malo habría impulsado el nombramiento de la fiscal Padilla, adscrita a la seccional Bogotá, a cambio de obtener el 20% de su sueldo. La hija del magistrado remitió una recomendación personal a favor de Padilla para que ingresara a trabajar en la Fiscalía.

“Aprovechándose de su condición de hija del magistrado de la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, Gustavo Malo Fernández, y en virtud de la confianza existente con Padilla Guardo, impulsó a partir del 2 de mayo de 2016 el nombramiento de esta al interior de la Fiscalía General de la Nación”, sostuvo el fiscal Cardona.

Yara Malo recibió pagos periódicos de 4 millones de pesos por parte de Angélica Padilla, quien llegó al cargo el 1 de julio de 2016 y lo entregó el 16 de diciembre de ese mismo año. “Las exigencias de dinero decían que si no le pagaba, usted se encargaría de que la sacaran del cargo o la mandaran a Chocó”, indicó el ente acusador.

Un testimonio de Angélica María Padilla reveló que le tocaba renunciar porque le estaban exigiendo dinero personas poderosas. Los pagos a Yara Malo fueron en efectivo.

Adicionalmente la fiscal recibió amenazas donde le decían que tenía que tener cuidado con lo que decía, refiriéndose a las conversaciones entre Angélica y Yara en la que dicen cómo se efectuarían los pagos.

La hija de Gustavo Malo, durante la audiencia estuvo pendiente a las declaraciones del fiscal y se declaró inocente. La Fiscalía pidió medida de aseguramiento porque “hubo intimidación mediante el uso del poder de su familia”. Sin embargo, en las próximas horas el juez del caso deberá resolver si es enviada a la cárcel o no.