Sarah Parcak, la mujer que hace arqueología desde el espacio

18 de agosto del 2019

No estamos lejos de imágenes satelitales con una resolución de 7 centímetros.

Sarah Parcak, la mujer que hace arqueología desde el espacio

Sarah Parcak, una arqueóloga en la Universidad de Alabama, en Birmingham, ha peinado el planeta en busca de los contornos de ciudades egipcias, ruinas vikingas y otros sitios antiguos.

Se especializa en buscar buenos lugares para excavar vía imágenes satelitales antes de que alguien siquiera levante una pala.

En un libro recién publicado, “Archaeology From Space: How the Future Shapes Our Past” (Arqueología Desde el Espacio: Cómo el Futuro Da Forma a Nuestro Pasado), Parcak relata sus aventuras y describe cómo la vista desde arriba ha revolucionado su campo.

Hablé con ella vía Skype sobre cómo el auge y la caída de civilizaciones antiguas podrían iluminar el camino a través de nuestras propias batallas. A continuación, fragmentos editados de nuestra conversación.

Digamos que quiere hallar ruinas nuevas desde la órbita. ¿Cómo inicia?

Pasamos mucho tiempo leyendo libros y artículos. Fracasas miserablemente 999 de cada mil veces porque así es la ciencia. Pero tienes esa una o dos cosas que pueden ser un indicio de algo.

¿Qué cree que sigue para la arqueología basada en el espacio?

No estamos lejos de imágenes satelitales con una resolución de 7 centímetros. Imagina poder hacer una toma de acercamiento desde el espacio y ver un fragmento de cerámica —estamos cerca de eso.

La otra cuestión es que el campo está cambiando de satélites a drones. En cuestión de unos años, vamos a poder captar datos hiperespectrales de muy alta resolución, y mapeo láser desde vehículos autónomos, y eso va a transformar el campo tanto como lo han hecho las imágenes satelitales.

Tiene unas dos décadas de hacer esto. ¿Se topó con oposición al inicio?

Claro, de hecho, era conocida como “esa chica de los satélites”, que es problemático a tantos niveles. Pero, a principios de la década del 2000, hubo un grupo de colegas que realmente empezamos a aplicar la tecnología a una escala mucho mayor.

Ha sido un personaje principal en documentales de la BBC, exploradora de National Geographic y miembro de TED. ¿Por qué escribió un libro?

Cuando ves qué libros hay en la sección de arqueología de una librería, en su mayoría son estos libros pseudoarqueológicos de gente que escribe que alienígenas construyeron las pirámides u otras teorías estrafalarias. Y eso no es arqueología.

La arqueología es este campo extraordinariamente rico que ayuda a mostrar la trayectoria completa de nuestra humanidad, el hecho de que nuestra humanidad común no ha evolucionado en 300 mil años —mientras que nuestra tecnología sí.

En el libro escribe mucho sobre el declive del Imperio Antiguo de Egipto. ¿Cómo fue ese periodo?

Esto fue hace 4 mil 200 años. Egipto dependía del desbordamiento del Nilo cada año. Si tienes un patrón consistente de años y años de poca inundación, eso va a causar una sequía.

También tienes a este rey, Pepy II, quien gobernó durante unos 90 años. Y tenías una economía cada vez más débil. Así que tenías inestabilidad política, inseguridad económica —y obviamente, también la sequía— generando inestabilidad social.

Así que, ¿el Imperio Antiguo cayó a raíz de la inestabilidad política, la inseguridad económica, la inestabilidad social y el cambio climático?

Es muy familiar. Así es.

De hecho, lograron recuperarse, durante el Imperio Medio. ¿Algún consejo que deberíamos tomar de ese ejemplo?

Tenías enorme poder y riqueza concentrados en las manos del rey y su corte. Pero a medida que el dinero fluía a las provincias, a fines del Imperio Antiguo, hubo más independencia económica y social artística. Más gente tuvo acceso a mayores oportunidades.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO