Bolsonaro arremete contra influyente pareja gay

15 de agosto del 2019

Ambos hombres se han encontrado en las líneas del frente de la división política cada vez más acerba de Brasil.

Bolsonaro arremete contra influyente pareja gay

Los votos se habían contado y los partidarios celebraban la elección de un extrema derecha de extrema derecha, Jair Bolsonaro, como Presidente de Brasil.

Pero David Miranda, miembro socialista del concejo de Río de Janeiro que se había postulado para ser miembro del Congreso, lamentó su derrota electoral.

Glenn Greenwald, su esposo, un periodista estadounidense de 52 años, también estaba descorazonado. A esta pareja homosexual e interracial le parecía que la era política que iniciaba era como una patada al hígado.

“Somos la antítesis de Bolsonaro”, dijo Miranda, de 34 años. “Somos todo lo que odian”.

Desde entonces, ambos hombres se han encontrado en las líneas del frente de la división política cada vez más acerba del país. En junio, la organización noticiosa de Greenwald publicó reportes que planteaban serias preguntas sobre la legitimidad de la victoria de Bolsonaro y ponían a prueba a las instituciones democráticas de Brasil.

Ahora, Greenwald y Miranda, quien terminó por obtener una curul en el Congreso,  están siendo atacados por Bolsonaro y sus aliados.

Han enfrentado amenazas de muerte y, de acuerdo con un sitio web brasileño conservador, la policía federal está investigando las finanzas de Greenwald. La insinuación de que Greenwald es blanco del Estado debido a sus informes noticiosos ha detonado protestas en torno a la libertad de prensa en Brasil.

Greenwald, uno de los dos periodistas que obtuvieron y divulgaron en el 2013 el acervo de documentos de inteligencia secretos filtrados por Edward Snowden -el informante de la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos- dijo que dudaba que algún día pudiera dar a conocer una noticia más trascendente.

Las revelaciones de Snowden desataron un debate global acerca de la vigilancia del Gobierno y la privacidad.

La información publicada por The Intercept Brasil, una organización noticiosa cofundada por Greenwald, ha puesto en duda la integridad de una amplia investigación sobre corrupción en la que se vieron involucrados algunos de los personajes más poderosos de Brasil.

Entre ellos figuró el expresidente de izquierda Luiz Inácio Lula da Silva, a quien encarcelaron y evitaron que participara en una contienda presidencial en la que tenía una gran ventaja sobre Bolsonaro.

El hombre que presidió esa investigación, el juez federal Sérgio Moro, se convirtió en un héroe popular para muchos brasileños hartos de la corrupción. Moro, más tarde nominado por Bolsonaro para ser Ministro de Justicia, se convirtió en uno de los miembros más populares de su gabinete, brindando legitimidad a la promesa del Presidente de abordar el crimen y la corrupción.

Pero un archivo masivo de conversaciones privadas entre miembros del sistema judicial involucrados en la investigación sobre corrupción, obtenido por The Intercept Brasil, contiene comunicaciones en las que Moro parece cruzar límites éticos y legales en su gestión del caso de Da Silva.

Los artículos de The Intercept Brasil han provocado llamados a favor de la renuncia de Moro.

El escándalo pone a prueba la resiliencia de las instituciones democráticas de Brasil bajo el liderazgo de un Presidente de extrema derecha, dijo Greenwald.

“Hay una gran interrogante respecto a qué clase de país será Brasil”, dijo Greenwald. “¿Será un país con instituciones democráticas funcionales o se convertirá en el Estado represor autoritario que Bolsonaro anhela y desea?”.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO