Buika incursiona en la música africana junto a Santana

25 de julio del 2019

Es una cantautora políglota de España que ha fusionado flamenco, jazz, rock, ritmos africanos y afrocaribeños.

Buika incursiona en la música africana junto a Santana

La llamada fue inesperada. Era el representante de Concha Buika, avisándole que Carlos Santana la había invitado a trabajar en un álbum.

“Estaba tan nerviosa y emocionada. No podía creerlo”, recordó Buika, desde su hogar en Miami.

Buika es una cantautora políglota de España que ha fusionado flamenco, jazz, rock, ritmos africanos y afrocaribeños. Ganó un Grammy Latino en el 2010. (Aunque Buika y el grupo Santana se han presentado juntos unas cuantas veces, realizan giras separadas este verano).

Buika esperaba ser una vocalista invitada, para quizás una o dos canciones en un álbum repleto de otros invitados, como en el superéxito de Santana, “Supernatural”, de 1999. En vez de ello, Buika se convirtió en cantante y coautora de todas las canciones en “Africa Speaks”, el nuevo álbum de Santana.

“Africa Speaks” está desarrollado con base en jams en vivo en el estudio que se pueden extender o dar un giro repentino, como “Blue Skies”, de nueve minutos, que comienza meditativa y con ritmo de jazz, pero vira hacia un riff intenso de blues-rock.

Santana, de 71 años, toca guitarra con un ataque agresivo. La voz de Buika, que lleva el estilo arabesco tenso e intrincado y la pasión desgarradora del flamenco hacia los niveles máximos del rock, le contesta al tú por tú.

El álbum debutó en la tercera posición de la lista de popularidad de Billboard en junio y allí se mantuvo tres semanas. Las fuerzas comerciales han cambiado desde “Supernatural”, cuando rendirle pleitesía a los formatos de la radio era dado por hecho.

“Africa Speaks para nada está diluido para las masas”, aseguró Rick Rubin, quien produjo el álbum. “Es un trabajo denso y complicado, que simplemente es muy padre”.

Santana dijo que el álbum se originó en sus visitas a través de los años a las tiendas de discos. La megatienda de Virgin en París, en particular, tenía un enorme inventario de música africana antes de cerrar, en el 2013.

Santana le llevó a Rubin sus tracks favoritos de esos álbumes. El grupo se instaló en los estudios del productor en Malibú, California.

En un lapso de 10 días, el grupo grabó 49 canciones. Se inspiraron en el cantante argelino Rachid Taha; The Jay U Xperience e Easy Kabaka Brown, de Nigeria; el director de grupo Ismaël Lô, de Senegal; el saxofonista keniano Mohammed Jabry y el cantautor francoespañol Manu Chao.

Pasan por el rock, el funk, el calipso, el flamenco y las propias fusiones pan-afrolatinas del grupo de Santana.

Mientras hacía una búsqueda en internet de música africana, Santana se había topado con Buika.
A pesar de la diferencia generacional —Buika, de 47 años, creció escuchando canciones de Santana— tanto la vocalista como el guitarrista ven la música como liberadora y curativa.

“La música africana es la música medicinal mística para sanar a un mundo torcido que está tan afectado por el miedo”, dijo Santana.

El guitarrista estaba de gira con el grupo cuando Buika llegó a Malibú. Ella esperaba hacer una canción.

“Pero, ¡todo fue tan increíble que terminé haciendo 14 o 15 canciones! Estaba inmersa en un sueño, y estaba componiendo música y canciones, escribiendo letras y melodías, y no podía detenerme”.
Santana y Rubin la exhortaron a continuar.

Buika canta en “Africa Speaks” sobre autodeterminación, vidas difíciles, traición, el poder del amor y el poder de la música.

La mayoría de las letras está en español; unas cuantas canciones cambian a inglés, y otras están en bubi, la lengua tribal de la madre de Buika, quien es de Guinea Ecuatorial. Buika afirmó que quería hacer música internacional.

“En distintos países, la gente se emociona en el mismo momento en la misma canción, aún si no entienden el idioma”, afirmó. “Y como Carlos es universal, está en todos lados —entienden su melodía en todo lugar”.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO