Las caídas son mortales para la tercera edad

21 de junio del 2019

La tasa de mortandad relacionada con caídas en personas mayores de 75 años se duplicó.

Las caídas son mortales para la tercera edad

A medida que envejece la población está aumentando el número de estadounidenses de la tercera edad que mueren tras una caída. Un estudio publicado recientemente en la revista médica JAMA encontró que la tasa de mortandad relacionada con caídas en personas mayores de 75 años se había más que duplicado del 2000 al 2016.

Elizabeth Burns, científica de la salud en los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades y quien fue una de los autores del estudio, dijo que no estaba clara la razón del incremento.

“La razón más probable es que las personas están viviendo más tiempo con aflicciones que en el pasado podrían haber sido causante de su muerte”, dijo. Además, continuó, los adultos mayores toman medicamentos que elevan su riesgo de caer. Las mujeres tienen una probabilidad ligeramente mayor de sufrir caídas que los hombres, pero los hombres tienen ligeramente mayores probabilidades de morir como resultado de una caída.

A nivel mundial, las caídas son la segunda causa principal de muertes accidentales o no intencionales, de acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Salud. Se calcula que 646 mil personas mueren cada año a consecuencia de caídas.

“El principal factor de riesgo para las caídas que no puede cambiarse es la edad”, dijo Elizabeth Eckstrom, geriatra en la Universidad de Salud y Ciencias de Oregon. “La mayoría de los otros riesgos puede reducirse”.

“El mensaje que podemos llevarnos es que las caídas matan”, dijo Lewis Lipsitz, profesor de Medicina en la Escuela de Medicina de Harvard y quien estuvo ajeno al estudio. Él enfatizó la importancia de incorporar el ejercicio a una rutina diaria. Sugirió al menos 20 minutos diarios, combinando ejercicio aeróbico y anaeróbico. Levantar pesas, particularmente para fortalecer las piernas, es una buena idea, dijo.

Tai chi, el arte marcial chino, parece ser una forma efectiva de mejorar el equilibrio. Involucra movimientos lentos y llenos de propósito en coordinación con respiración y actividad muscular.

Un estudio realizado en el 2018 encontró que la incidencia de caídas se redujo en un 58 por ciento en adultos mayores de 70 años que practicaban tai chi dos veces por semana durante una hora.

“Cuando te caes, el cuerpo no ha averiguado cómo mantenerse posturalmente estable, y el tai chi ayuda con eso”, dijo Eckstrom. “En el caso de muchos de los movimientos clásicos del tai chi, das un paso relativamente grande hacia un lado. O te inclinas hacia adelante, con el tronco. Te colocas en una posición de casi una caída”. Todo esto, añadió, entrena al cuerpo a permanecer estable cuando se encuentra en una posición desequilibrada.

Los medicamentos, particularmente los que ayudan a conciliar el sueño, pueden poner en riesgo el equilibrio. “Ayudaría mucho que todo mundo dejara las píldoras para dormir”, dijo Eckstrom.

La vista también es un componente crucial. Evite los lentes bifocales o progresivos al caminar en exteriores. “Si lleva bifocales y baja un escalón, eso cambia su percepción de profundidad”, dijo Burns.

Luego está el asunto del calzado. La moda necesita tomar un segundo lugar después de función, dijo Lipsitz. “Nada de tacones altos”, sentenció.
Y las pantuflas también pueden ser malas. “Pueden hacer que uno resbale”, dijo Eckstrom.

¿Demasiado orgulloso para usar un bastón o andadera? Supérelo. “Si su médico ha recomendado una andadera, úsela”, dijo Eckstrom. “Le permitirá ser más independiente durante más tiempo”.

El desorden acumulado de toda una vida puede ser letal. Elimine los tapetes pequeños de su casa, así como las extensiones que cruzan el piso. Y mantenga una luz prendida en la noche para acceso visual al baño.

La hidratación puede repeler los mareos que causan caídas, así que beba mucha agua, dijo Dorothy Baker, experta en geriatría en la Escuela de Medicina de Yale. “No espere hasta que esté desesperada por ir al baño”, dijo.

Ir tantas veces al baño tiene una ventaja, añadió Baker. “Pasar de sentado a parado es muy buen ejercicio y excelente para el equilibrio. Haga unas cuantas repeticiones más ya que está allí”.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO