Así se construyen los yates más lujosos del mundo

18 de agosto del 2019

La construcción de un súperyate puede tardar entre tres y cuatro años.

Así se construyen los yates más lujosos del mundo

Para algunos compradores muy acaudalados de casas vacacionales, sólo un superyate es lo suficientemente bueno.

Definidos como botes de al menos 27 metros de eslora, estos yates son mansiones flotantes.

Heesen Yachts, con sede en Países Bajos, es uno de los fabricantes de súperyates mejor conocidos y construye botes de acero y aluminio que se venden por entre 39 millones y más de 112 millones de dólares. La compañía tiene 13 súperyates en construcción en su astillero en Oss, alrededor de una hora en auto desde Amsterdam.

Uno de ellos es el Pollux. El yate, con un costo de unos 48 millones de dólares, tiene 55 metros de eslora, seis recámaras y una terraza de más de 90 metros cuadrados con bar grande y jacuzzi.

Arthur Brouwer, director ejecutivo de Heesen, dijo que la mayoría de los clientes de la compañía cuenta su yate como su quinta o sexta casa vacacional; por lo normal son de EU, Europa o Medio Oriente.

A continuación, fragmentos editados de una entrevista.

¿Cuánto tiempo toma construir un yate típico desde su fase de diseño hasta el último detalle?

Entre tres y cuatro años. El proceso del diseño interior tiende a ser lo más tardado, particularmente si los clientes no saben qué quieren.

¿Dónde consultan con los compradores respecto a qué quieren? ¿Acaso ellos vienen a sus oficinas, o ustedes los visitan?

Para la primera reunión, normalmente viajamos a donde esté el cliente. Con el tiempo, vienen a nuestro astillero en Oss al menos tres o cuatro veces mientras se están construyendo sus yates.

Pero antes de llegar a esta etapa, la compra del bote en sí es un proceso muy elaborado que puede tomar más de un año. Viajamos para reunirnos con ellos en cualquier parte del mundo donde se encuentren unas cuantas veces, y antes de que se comprometan, tienen la ayuda de un montón de personas para darnos el visto bueno, incluyendo sus abogados.

¿Puede hablar de lo que implica el diseño interior de un yate? ¿Acaso es diferente a diseñar una residencia en tierra?

Sí. Un yate se mueve así que, a diferencia de un hogar típico, el mobiliario necesita estar empotrado o fijo firmemente al bote. También, en un bote, los diseñadores tienden a evitar las esquinas pronunciadas, que potencialmente podrían ser muy dolorosas, y en vez de ello, optan por muebles con esquinas suaves.

Y los materiales necesitan ser durables, porque están expuestos a rayos ultravioleta, humedad y corrosión de la sal.

¿Cuáles son algunas de las amenidades o características de diseño más estrafalarias que han pedido los clientes?

Plataformas plegables que se extienden sobre el agua y hacen que el espacio para socializar en el bote sea más grande; logias, que son pequeñas terrazas techadas pegadas a las recámaras que les dan a los dueños privacidad total; cascadas que se extienden por múltiples cubiertas; múltiples piscinas; y salas de cine al aire libre.

¿Acaso la gente pasa semanas seguidas en sus superyates?

Algunos clientes viven en los botes 30 semanas al año. Tienen sus oficinas a bordo y trabajan mientras navegan de un puerto a otro. Otros pasan sólo unas cuantas semanas del año a bordo.

¿Cuáles son algunos de los destinos más populares de sus yates?

St. Tropez en el verano y el Caribe en el invierno son los más populares. Pero cada vez más personas están explorando destinos más remotos, como Tailandia, Papúa Nueva Guinea y las Galápagos.

La belleza de tener un yate es que ningún sitio está fuera del alcance.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO