‘Dora la Exploradora’ estudió quechua para ser auténtica

6 de septiembre del 2019

La cinta trata de la aventura de la exploradora, ahora adolescente, en la selva de Perú.

‘Dora la Exploradora’ estudió quechua para ser auténtica

Isabela Moner leyó y releyó el guion y escuchó grabaciones en audio una y otra vez. Se estaba preparando para dar vida a ‘Dora la Exploradora’ en la pantalla grande. Los diálogos que estaba memorizando estaban en quechua, el idioma del imperio inca y hoy el habla de 8 millones de personas en Sudamérica, principalmente en Perú, Bolivia y Ecuador.

“El quechua tiene tantos detalles”, dijo Moner. Incluso después de que terminó el rodaje de ‘Dora y la Ciudad Perdida’ y ya “habían quedado los parlamentos, tendríamos que regresar y corregir algunas palabras”. Eso porque “una persona que domine el quechua notaría que no está bien”, añadió Moner.

Era importante que esos detalles culturales estuvieran correctos en la cinta, que trata de la aventura de la exploradora, ahora adolescente, y sus amigos de la preparatoria, en la selva de Perú.

La identidad panlatina y bilingüe de Dora fue creada originalmente como una caricatura a fines de los 90 por Nickelodeon con el objetivo de empoderar a los niños de ascendencia latina. Mientras que la representación visual de la latinidad en Dora ha sido criticada por reforzar un look estereotípicamente mestizo (cabello castaño lacio y piel color bronce), sí se le puso algo de cuidado a lo que representaba.

En 2019, la versión con actores de Dora, que todavía es panlatina y también habla quechua, fue creada con la ayuda de un consultor para asegurar que el idioma y los elementos indígenas fueran precisos.
Hollywood tiene un historial de no ser fiel. En el exitazo de verano del 2008 “Indiana Jones y el Reino de la Calavera de Cristal”, Indiana Jones estaba explorando un Perú repleto de imprecisiones —incluyendo pirámides inspiradas en edificaciones mesoamericanas y colocadas en el lugar incorrecto del continente.

“Por desgracia, eso podría dar la impresión de que todo lo que hay del Río Bravo para abajo es básicamente lo mismo. Y sabemos que eso no es cierto”, dijo Américo Mendoza-Mori, profesor de Quechua y Español en la Universidad de Pensilvania, quien fue contratado para supervisar los diálogos en quechua de “Dora”.

Uno de los objetivos principales de Mendoza-Mori era aportar cierta autenticidad a los detalles ficticios de la película. Dijo que quería “mostrar aspectos buenos y valiosos que incluyen la historia y los conocimientos del pueblo andino”.

En el curso de sus aventuras, Dora y sus amigos interactúan con tecnologías andinas reales. En una escena, Dora interpreta una serie de constelaciones incas, que los incas realmente empleaban para orientarse en el tiempo con fines agrícolas. En una secuencia de acción, los escritores incorporaron información sobre antiguos acueductos subterráneos.

“Si ves la película con detenimiento”, comentó Mendoza-Mori, “puedes darte cuenta de que intentamos enviar algunos mensajes reconociendo el legado de las historias andinas. Una de ellas es Kawillaka”.
En la cinta, el personaje de la princesa Kawillaka es interpretado por Q’orianka Kilcher, una actriz de ascendencia peruana indígena. El nombre de su personaje proviene de un mito sobre el origen de unas islas que se encuentra en un manuscrito andino que data del siglo 16.

Al final de la película, Kawillaka conoce a Dora y cuestiona sus intenciones. Dora le responde que ella, su familia y sus amigos están ahí para aprender y no para conquistar ni tomar sus tesoros, como lo hicieron en el pasado los conquistadores blancos.
“De pronto, tendremos a un personaje dispuesto a celebrar la cultura latina indígena”, dijo Mendoza-Mori.

Aunque Dora sigue siendo étnicamente ambigua, Moner no lo es: es peruana-estadounidense, y algunos de sus familiares en Perú hablan quechua.
Dijo que interpretar a Dora la había hecho sentir más cerca de sus ancestros indígenas.

“También me hizo sentir más segura sobre el lugar en el que estoy y lo que estoy haciendo. Aprendí a respetar mi cultura más por lo que es”, dijo Moner.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO