El lobo feroz existe y es un inmigrante indeseado

El lobo feroz existe y es un inmigrante indeseado

6 de mayo del 2019

Atacaron al amanecer y dejaron un rastro de sangre y trozos de sus víctimas.

Los perpetradores fueron seis o siete. Uno había pasado junto al auto de Annett Hertweck, mientras ella se dirigía a toda velocidad a la escena de la masacre cerca de Förstgen, un pueblo en el este de Alemania. Entonces vio los cuerpos.

“Fue horrible”, afirmó.

Los culpables eran lobos. Las víctimas eran ovejas, 55 de ellas.

Tras desaparecer durante casi un siglo, los lobos han estado escabulléndose por la frontera con Polonia.

Solo hay unos cuantos cientos de ellos. Pero según lo retratan algunos políticos, el país enfrenta una invasión. Y la forma en que hablan de los lobos es muy parecida a cómo hablan de los inmigrantes.

“El lobo es el chivo expiatorio perfecto de nuestros tiempos”, dijo Hertweck, quien opera una reserva de biósfera con 500 ovejas y se describe como pro lobos.

“Igual que los lobos”

Karsten Hilse es un legislador del este perteneciente a Alternativa para Alemania (AfD), un partido antiinmigrantes y antilobos. Cuando habla sobre lobos, suena como si estuviera hablando de inmigrantes. Y a veces así es.

La llegada de 1.2 millones de inmigrantes desde el 2015 ha llevado a “violaciones, asesinatos y ataques a policías”, dijo, al añadir que la mayoría de los migrantes subsiste gracias a la beneficencia alemana. “Igual que los lobos”, dijo, refiriéndose a los subsidios públicos para medidas de protección a los lobos.

Los lobos y qué hacer con ellos se ha convertido este año en un tema central de campaña en la ex comunista Alemania Oriental, donde la extrema derecha es fuerte.

Algunos quieren matar a los lobos, pues los ven como depredadores peligrosos que amenazan no sólo a los corderos, sino también a los niños y a un estilo de vida familiar. Otros ven al animal como una especie en peligro de extinción que necesita ser protegida.

Silke Grimm, encargada del asunto de los lobos en la sección local de la AfD en Sajonia oriental, ha estado haciendo campaña a favor de la caza de lobos desde el 2014.

Al igual que el tope que la AfD ha exigido que se establezca para el número de solicitantes de asilo que Alemania puede aceptar, la AfD exige un tope para los lobos.

“Los lobos son peligrosos y se reproducen de manera explosiva”, dijo Grimm. “El discurso oficial es que todo está bajo control. Ya conocemos esa cantaleta por la crisis de refugiados. Nadie lo cree”.

Durante el último siglo no ha habido casos reportados en Alemania de un lobo que mate a un humano, afirmó Vanessa Ludwig, bióloga de la oficina de información sobre lobos del Gobierno. La última muerte de la que se tiene conocimiento en Europa occidental sucedió en la década de los sesenta.

Al igual que sucede con los migrantes…

“No hay ninguna crisis de lobos”, dijo Ludwig, quien recuerda precisamente el momento en que los lobos se convirtieron en algo político. “Fue en el 2015, durante la crisis de refugiados”, sostuvo. Desde entonces, “ha sido una gran tormenta de emociones”.

Y al igual que sucede con los migrantes, cuando se trata de lobos parece que las emociones importan más que los hechos.

A principios del siglo 19, cuando los hermanos Grimm reunieron sus cuentos de hadas, el lobo era retratado como el villano por excelencia, un depredador astuto que acechaba a mujeres, niños y los medios de subsistencia.

“Puedes explicar que los cuentos de hadas son solo cuentos, pero no es suficiente”, opinó Ludwig, del Gobierno regional. “La psicología es compleja debido a la larga historia del lobo en el folclor alemán”.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO