El sexo vende y Walmart quiere su tajada

23 de julio del 2019

La compañía de Jamie Leventhal creó una línea de juguetes sexuales que ahora vende el minorista más grande de EE.UU.

El sexo vende y Walmart quiere su tajada

El año pasado, Jamie Leventhal, director ejecutivo de Clio, una pequeña compañía que fabrica dispositivos como recortadores personales de vello, recibió una llamada de un comprador de Walmart que conocía.

“¿Qué opinas de los juguetes sexuales?”, dijo Leventhal que el comprador le había preguntado.

Era una pregunta sorprendente de un minorista conocido por su cultura corporativa conservadora. Sin embargo, Leventhal sabía que otros minoristas estaban teniendo éxito con la venta de productos para adultos y que podían generar ganancias. Walmart también lo sabía.

Ahora, 45 años después de que las feministas comenzaron a vender vibradores vía un catálogo de pedido por correo y en un momento en el que marcas como Goop están promocionando el “bienestar sexual” entre las mujeres, la compañía de Leventhal ha creado una línea de juguetes sexuales que Walmart, el minorista más grande de Estados Unidos, está vendiendo.

La línea PlusOne de Clio comenzó a aparecer en 4 mil 300 de las aproximadamente 4 mil 700 tiendas de Walmart y en Walmart.com en octubre. Walmart vende estos artículos en todos los Estados de Estados Unidos, salvo en Virginia y Alabama, debido a las leyes de esos lugares. El minorista planea comenzar a vender cuatro productos más de PlusOne en agosto.

“Esta no es una categoría nueva para nosotros”, señaló Walmart en un comunicado, al señalar que vende vibradores de empresas productoras de preservativos. Sin embargo, PlusOne es un paso mucho más grande hacia los juguetes sexuales.

Los productos están diseñados para ser de lujo. Son a prueba de agua, recargables y hechos de silicón apto para el cuerpo. Y sin embargo, cuestan de 10 a 35 dólares, mucho menos que los “vibradores de diseñador” que pueden costar de 75 a 200 dólares.

También la línea PlusOne es más identificablemente sexual que los otros dispositivos en los estantes de Walmart.

Aunque Clio desarrolló los productos para Walmart, también se venden en Target y Amazon. En los últimos ocho meses, Clio ha vendido más de un millón de unidades PlusOne. La compañía ahora conforma más del 26 por ciento del mercado de los masajeadores sexuales, de acuerdo con Nielsen.

“Quiero que mi marca se convierta en el Kleenex de los juguetes sexuales, la marca que asocias con ellos”, comentó Leventhal.

Clio espera atraer a las mujeres que jamás han comprado un juguete sexual, sobre todo las madres mayores de 25 años, pero que están aceptando la idea de que “el bienestar sexual” es bueno.

Leventhal fundó Clio en 2002. En ese entonces, vio una oportunidad en el mercado para productos de aseo personal menos costosos. La empresa ahora tiene cinco departamentos. Los juguetes sexuales pronto se convertirán en la mayoría de los productos que vende Clio.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO