Entre leones reales, no hay un ‘Rey León’

7 de agosto del 2019

Si Disney se hubiera apegado a la conducta habitual de los grandes felinos, Scar y Mufasa habrían convivido felizmente en su manada.

Entre leones reales, no hay un ‘Rey León’

“El Rey León” tiene todo un elenco de personajes animales que parecen reales. Pero Disney se tomó muchas licencias creativas en lo que respecta a la conducta de los leones y su dinámica familiar, afirman los zoólogos.

Si la película fuera fiel a la vida de los grandes felinos, la rivalidad entre Mufasa, el padre de Simba, y Scar, su tío, no habría existido y el cachorro no se habría visto obligado a huir tan joven.

De hecho, Mufasa no habría dirigido a la manada.

“Siempre es una matriarca la que dirige una manada de leones”, dijo Craig Saffoe, curador de grandes felinos en el Zoológico Nacional Smithsonian, en Washington. Sarabi, la madre de Simba, habría sido más probablemente la líder. Y “La Reina Leona” habría sido un título más preciso, señaló National Geographic.

Aunque los machos lucen mucho más grandes y agresivos, las hembras son más dominantes, afirmó Saffoe.

Ellas están a cargo de la mayor parte de la caza y de la cría de los cachorros. También protegen su territorio de otras hembras intrusas y deciden cuándo dejan entrar a machos nuevos.

Una manada tradicional consta de tres a seis hembras adultas. La mayoría de las hijas permanecen con la manada de su madre. También hay dos o tres machos adultos, pero sólo pasan unos años con la manada -lo suficiente para procrear- antes de marcharse en busca de otra.

Así que si Disney se hubiera apegado a la conducta habitual de los grandes felinos, Scar y Mufasa habrían convivido felizmente en su manada.

Un aspecto de la vida familiar de los leones que Disney sí retrató con fidelidad es el cariño que Mufasa le prodiga a su hijo. Los machos parecen disfrutar de conocer a sus cachorros, al lamerlos, frotar sus cabezas y ronronearles en abundancia. “Es ridículamente tierno”, dijo Saffoe.

Para los cachorros machos, el cariño paterno dura hasta que cumplen 2 años, aproximadamente.

Entonces los machos empiezan a entrar en la pubertad y la producción de testosterona comienza a amenazar a los adultos.

Si Mufasa hubiera vivido hasta que Simba cumpliera los 2 años, habría expulsado a su propio hijo de la manada. Entonces Simba habría vagado por la sabana hasta unirse a una nueva manada alrededor de los 5 años.

Ahora hay menos de 20 mil leones en África y están en la lista de especies vulnerables a la extinción de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

Paul Funston, director senior del programa de leones de Panthera espera que la nueva película ayude a revivir el interés y la compasión humana por los leones.

“Los leones han disminuido en un 50 por ciento desde la película anterior”, estrenada en 1994, dijo.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO