Historias de salvación detrás de Springsteen

21 de agosto del 2019

Springsteen trasciende las diferencias de raza, edad y nacionalidad.

Historias de salvación detrás de Springsteen

Ser adolescente en el insulso suburbio londinense de Luton en los años 80 era lo suficientemente difícil sin padres paquistaníes que actuaban como un equipo matadiversión. Pero para Sarfraz Manzoor, la salvación llegó cuando tenía 16 años. Era el año 1987.

Debbie Gibson, Duran Duran y los Pet Shop Boys emanaban de la radio. Para Manzoor, éstos proporcionaban poco alivio. Pero un día, un compañero de clase le prestó un cassette de Bruce Springsteen.

“Le dije, ‘¿no es el tipo que gana millones de dólares fingiendo ser de clase trabajadora?’”, expresó Manzoor.

La primera canción que escuchó fue “The River”. Nunca había oído nada igual. “No era música sobre el escapismo, sino sobre la confrontación: confrontar cómo es crecer en una ciudad con problemas y tener dificultades con tus padres”, indicó.

“Llegaba a casa de la escuela, subía y ponía ‘Born to Run’ y ‘Darkness on the Edge of Town’ y los tocaba toda la noche”, recordó Manzoor.

Cómo un músico de Nueva Jersey amante de los paliacates ayudó a un chico paquistaní en Inglaterra al abordar sus problemas -la inquietud, la alienación, la carga de las expectativas paternas, ser pobre- fue el tema de las memorias del 2007 de Manzoor, “Greetings From Bury Park: Race, Religion and Rock ‘n’ Roll” (Saludos de Bury Park: Cuestiones de Raza, Religión y Rock ‘n’ Roll).

También es el tema de la película “Blinded by the Light”, que se estrenará a nivel global durante los próximos dos meses.

Dirigida por Gurinder Chadha, la cinta tiene una vibra positiva del triunfo-multicultural-sobre-la adversidad similar a la de su película más conocida, “Jugando con el Destino”. Recibió una ovación de pie en el Festival de Cine de Sundance.

Manzoor hoy tiene 48 años, es periodista, y padre de dos hijos con su esposa escocesa, Bridget. Es extraño, dijo, ver tu vida en la pantalla, incluso si la ficticia varía de la verdadera. Pero la historia es en gran parte verídica, afirmó, y “emocionalmente autobiográfica” en la misma manera en que lo son las canciones de Springsteen.

La letra de “Dancing in the Dark”, la canción que llevó nuevos fans a Springsteen a mediados de los 80 con una melodía pegajosa, aparece en la pantalla, tan íntima para Javed, el adolescente interpretado por Viveik Kalras, como su poesía secreta.

“La gente podría escuchar ‘Dancing in the Dark’ y decir, ‘qué canción tan genial’”, externó Chadha. “Pero cuando escuchas las palabras, es una canción sobre la alienación y un chico que no se siente en sintonía con dónde está, que se odia a sí mismo y quiere irse, al sentir que algo mejor está pasando en otra parte”.

El nacionalismo antiinmigrante está en ascenso en Gran Bretaña, justo como en 1987, y las relaciones raciales en Estados Unidos son cada vez más desagradables. “Blinded by the Light” ofrece un vistazo a los valores estadounidenses -la tolerancia, la inclusión, el optimismo- que a veces se sienten como reliquias de otra época.

En una escena tomada de la vida real, oficiales de inmigración estadounidenses interrogan a Javed cuando llega a Nueva Jersey para visitar la ciudad natal de Springsteen. Su respuesta muestra cómo el amor a Springsteen trasciende las diferencias de raza, edad y nacionalidad.

Recientemente, comentó Manzoor, una pareja de Nueva Jersey lo abordó tras una proyección de “Blinded by the Light”. “Me dijeron, ‘eres simplemente una versión paquistaní de nosotros’”, relató.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO