Israel tiene más gas natural del que puede utilizar

17 de julio del 2019

Esto presenta retos para un país que quiere obtener beneficios geopolíticos y económicos de su inesperada suerte.

Israel tiene más gas natural del que puede utilizar

Durante décadas, Israel fue un país hambriento de energía rodeado de vecinos hostiles y ricos en petróleo. Ahora, gracias a los hallazgos frente a la costa de la última década, tiene más gas natural del que puede utilizar.

Tener mucho gas no es una carga, pero presenta retos para un país que quiere obtener beneficios geopolíticos y económicos de su inesperada suerte. Parte del problema es el momento. Justo cuando Israel se prepara para exportar grandes cantidades de gas, Estados Unidos, Australia, Qatar y Rusia están inundando el mercado con gas barato. La otra son las matemáticas: los 8.5 millones de israelíes usan en un año menos del 1 por ciento del gas hallado en sus aguas.

Noble Energy, una compañía con sede en Texas que hizo su primer descubrimiento de gas en Israel en 1999, ha encontrado más de 850 mil millones de metros cúbicos de gas frente a la costa del País en la última década. Algunos expertos dicen que nuevos hallazgos podrían duplicar eso.

Como resultado, Israel está abandonando gradualmente la electricidad impulsada por diesel y carbón.

El gabinete del Primer Ministro Benjamin Netanyahu está considerando prohibir la importación de automóviles de gasolina y diesel a partir del 2030. Israel también está incrementando las exportaciones a países vecinos. Pero estos esfuerzos apenas si hará mella en las reservas del país.

Durante décadas, las plantas eléctricas a carbón y petróleo de Israel cubrieron sus ciudades de contaminación.

El cambio al gas ha ayudado a limpiar el aire en ciudades como Tel Aviv y Haifa. La planta de carbón más grande de Israel, en Hadera, hará el cambio en los próximos tres años. Los funcionarios esperan eliminar el uso del carbón en 11 años.

En Hadera, ya se notan las mejoras después de que se sustituyó el petróleo por gas en parte de la planta. La playa ya no está cubierta de alquitrán negro y ha desaparecido un matiz amarillento en el horizonte.
Guy Stansill, un agricultor de 38 años, espera que sea definitivo. Su hijo de 5 años, Tayo, tiene asma, pero ahora respira mejor.

Pero su esposa, Lee Kush, cree que Israel debería invertir más en energía renovable. “Tenemos mucho sol”, dijo. “¿Por qué usar gas?”

Los funcionarios sostienen que la abundante electricidad de las plantas eléctricas a gas fomentará el uso de vehículos eléctricos.

Quince camiones de basura en Haifa funcionan con gas natural comprimido.

El país ha importado 59 de estos camiones de China, y se han ordenado más. Pero debido a que tiene una base industrial pequeña y su uso residencial del gas es limitado debido a los inviernos templados, Israel necesita exportar más para aprovechar su botín energético.

Durante mucho tiempo, los legisladores estuvieron a favor de construir un gasoducto a Europa a través de Turquía. Pero las relaciones con el Presidente Recep Tayyip Erdogan se han deteriorado. La propuesta más ambiciosa es construir el gasoducto más largo del mundo, a Italia vía Chipre y Grecia.

Tiene el apoyo de la UE, Chipre y Grecia, pero los inversionistas están reacios a gastar los 6 mil millones de dólares que costaría.

Algunos expertos israelíes estarían encantados de quedarse con el gas.

“No veo nada de malo en dejar el gas para las generaciones futuras”, dijo Gal Luft, ex oficial militar israelí y experto en energía. “Estamos hablando de gas en aguas profundas en la región más volátil del mundo. Así que seamos humildes”.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO