La salud mental podría estar a un clic

19 de julio del 2019

También a una llamada telefónica.

La salud mental podría estar a un clic

“Bueno, todos son extraños antes de ser amigos”, dijo una voz en el teléfono a Kate Lacroix mientras conducía de Seattle a Vancouver para asistir a un funeral.

Era un consejo reconfortante y una interacción familiar para Lacroix, una que pudo haber tenido con su terapeuta. Pero quien estaba en la línea era un agente de servicio al cliente de una compañía telefónica; Lacroix había llamado para configurar un plan inalámbrico internacional.

Una hora y 37 minutos después, no sólo tenía un nuevo plan telefónico, sino una “perspectiva renovada sobre la vida y la muerte”.

“Fue algo que un terapeuta podría decir, sabio, razonado, y no cerraba el círculo, como ‘Lamento su pérdida’”, dijo Lacroix a The New York Times.

Para muchos, el estigma y el costo de la terapia son obstáculos para el bienestar mental.

Casi 1 de cada 5 adultos en Estados Unidos. padece de una enfermedad mental, y poco más del 42 por ciento recibió servicios de salud mental en el 2017, informó Sophia June en The Times.

Pero algunos, como Lacroix, han encontrado otras maneras de “encapsular ese momento de descubrimiento de una sesión de terapia” en sus actividades cotidianas, de acuerdo con June.

“Se sintió similar a una sesión de terapia porque es una persona imparcial que se está tomando el tiempo para ayudar a iluminar o brindar alivio”, dijo Lacroix.

Los agentes están capacitados para escuchar e intentar formar una conexión emocional. La gente se siente cómoda sincerándose.

“Los agentes de servicio al cliente son perfectos porque no los vas a conocer ni vas a volver a hablar con ellos”, dijo Rachel Kazez, una trabajadora social clínica en Chicago, a The Times. “Tus confesiones se sienten a salvo con ellos”.

Pero si esperar al siguiente agente disponible no resulta conveniente, algunos terapeutas están disponibles al alcance de un clic.

Lisa A. Olivera, terapeuta matrimonial y familiar, ha utilizado Instagram desde el 2017 para llegar a quienes no pueden pagar servicios de salud mental. Su cuenta tiene más de 200 mil seguidores.

“Fue inspirador ver cuántas personas querían aprender más sobre la salud emocional y mirar hacia adentro y trabajar en sí mismos, incluso si no podían acceder a la terapia”, dijo.

Los clientes necesitan poner de su parte cuando no están interactuando con un terapeuta, dijo Olivera. “Si bien Instagram no es terapia, gran parte del trabajo del que hablamos y enseñamos en terapia tiene que ocurrir fuera de la sesión para ser significativo”.

Algunos pueden tomar la palabra “fuera” de forma literal,mcomo en un campo deportivo.

Un estudio reciente encontró que las personas que habían experimentado eventos traumáticos en su niñez tuvieron mejores resultados de salud mental en su edad adulta si habían participado en deportes de equipo durante la adolescencia.

“Hay algo en el ambiente de equipo que proporciona apoyo psicosocial”, dijo Molly C. Easterlin, autora principal del estudio, a The Times.

Los adolescentes que juegan deportes “con frecuencia tienen menos estrés en sus vidas, mejores interacciones sociales y mayor autoestima”, dijo Rochelle Eime, profesora asociada de la Universidad de la Federación, en Australia.

Si bien una línea directa de servicio al cliente o un equipo deportivo pueden tener valor, no sustituyen las sesiones de terapia con un especialista.

Pero sí tienen un beneficio secundario.

“¿La mejor parte?”, dijo June. “No te cobran”.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO