Sueño americano, exitoso camino para los inmigrantes

5 de noviembre del 2019

Los hijos de inmigrantes pobres en EU han tenido mucho más éxito escalando económicamente.

Sueño americano, exitoso camino para los inmigrantes

La inmigración a Estados Unidos consistentemente ha ofrecido una ruta para escapar de la pobreza, si no para los inmigrantes pobres en sí, entonces para sus hijos.

Una nueva investigación que vincula a millones de padres e hijos desde la década de 1880 muestra que los hijos de inmigrantes pobres en EU han tenido mucho más éxito escalando económicamente que los hijos de padres igualmente pobres nacidos en EU. Ese patrón se ha mantenido estable durante más de un siglo, aún cuando las leyes de inmigración han cambiado y los países con más probabilidades de enviar inmigrantes a EU han cambiado.

Los hijos adultos de inmigrantes pobres mexicanos y dominicanos legalmente en el País en la actualidad logran más o menos el mismo éxito económico relativo que lograron los hijos de inmigrantes pobres de Finlandia y Escocia hace un siglo. A todos ellos, en sus respectivas épocas, les ha ido mejor que a los hijos de estadounidenses nativos pobres.

Si el sueño americano es dar una mejor vida a la siguiente generación, parece que los inmigrantes pobres han logrado ese sueño con más precisión que los estadounidenses nativos.

Lea también: Estallan protestas sociales por todo el mundo

Los hallazgos, publicados en un documento de trabajo por un equipo de historiadores económicos en la Universidad Stanford, la de Princeton y la de California, en Davis, desafían varios argumentos centrales al debate sobre la inmigración en EU hoy.

La Administración Trump ha argumentado que la Nación no puede darse el lujo de recibir a familias que serán una carga para los programas públicos. Pero esta investigación sugiere que los inmigrantes que llegan en pobreza a menudo escapan de ella, si no en la primera generación, entonces en la segunda.

“La perspectiva a corto plazo respecto a la asimilación inmigrante que los políticos tienden a tener podría subestimar el éxito a largo plazo de los inmigrantes”, dijo Ran Abramitzky, profesor en la Universidad de Stanford, en California, y uno de los autores.

Le puede interesar: Un hombre alimenta hormigas en medio de la pobreza

Los pares padre-hijo son vistos en una primera ola en el censo de 1880, en una época en que la mayoría de los inmigrantes eran del norte y oeste de Europa o en una segunda ola en el censo de 1910, cuando más inmigrantes provenían del sur y oriente de Europa.

Los investigadores entonces hicieron un seguimiento a las familias a través de varias décadas vía registros del censo para ver si los hijos habían superado a sus padres —por ejemplo, al convertirse en abogados en lugar de dependientes en tiendas.

Encontraron que los hijos de inmigrantes de casi todos los países tenían una mayor movilidad intergeneracional que los hijos de padres nativos. Y ese panorama sigue siendo cierto hoy.

Además: El fuego que hace huir a los habitantes de California, EE.UU.

Una explicación de por qué los inmigrantes de segunda generación parecen tener una mayor movilidad económica es que sus padres podrían tener ingresos artificialmente bajos. Por ejemplo, un abogado formado en otro país que se ve obligado a conducir un taxi en EU parecería tener menores ingresos que lo que sugerirían sus capacidades y formación académica. Es probable que las barreras del idioma, la discriminación o las limitadas redes laborales hayan contribuido a deprimir los ingresos de los padres inmigrantes.

Cuando los investigadores comparan a los hijos de inmigrantes con los hijos de padres nativos que crecieron en el mismo condado, la diferencia en sus tasas de movilidad desaparece en gran medida. Esto sugiere que lo que separa a estos inmigrantes y los nativos es su decisión de dónde vivir.

Los inmigrantes encarnan la movilidad ascendente que más familias nativas pobres podrían experimentar si pudieran o estuvieran más dispuestas a mudarse. En esta forma, los inmigrantes tienen una ventaja significativa que no tienen las familias nacidas en EU. No están atados por generaciones de lazos familiares o por el sentimiento de que no pueden dejar un lugar en particular, sin importar que las cosas vayan bien allí o no.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO