Letonia está en la mira por ser paraíso para corruptos

9 de agosto del 2019

Algunos bancos de Riga se especializaron en ayudar a delincuentes, dicen autoridades.

Letonia está en la mira por ser paraíso para corruptos

Uno era un asesor de inversiones deshonesto que usó un esquema de pirámide para desfalcar a rusos incautos por 10 millones de dólares. Otro era un empresario taiwanés que ayudaba a Corea del Norte a comprar herramientas para su programa de armas nucleares. Otro más era un político ucraniano corrupto que sacaba millones de dólares malversados de su país.

De acuerdo con las autoridades en Europa y Estados Unidos, algunos bancos en la ciudad portuaria de Riga, en el Mar Báltico, se especializaron durante años en ayudar a estos y otros delincuentes a borrar sus huellas dactilares de dinero sucio antes de que éste fuera trasladado a paraísos offshore.

La mala publicidad ha alejado la inversión honesta al tiempo que intensifica la presión aplicada por EU, que intenta evitar que Corea del Norte y rusos en una lista negra evadan sanciones financieras.

En respuesta, los funcionarios letones han prometido tomar medidas severas contra los bancos corruptos que convirtieron al país en uno de los centros de lavado de dinero más preeminentes del mundo, sobre todo para el dinero que sale de Rusia.

Para Letonia, un país de dos millones de habitantes, hay mucho en juego. Su economía ha batallado debido a la caída en inversiones, y podría terminar en una “lista gris” de centros de lavado de dinero crónico, como la define un grupo de trabajo internacional.

Esa designación limitaría severamente el acceso de Letonia al sistema financiero mundial, lo que significa que los negocios locales tendrían aún más problemas para realizar transacciones con socios extranjeros y los letones ya no podrían usar sus tarjetas de crédito fuera del país.

Esa posibilidad preocupa tanto al Gobierno letón que clasifica al combate contra el lavado de dinero por encima de otras tareas como reparar un sistema de cuidado de la salud ineficaz y mejorar escuelas y universidades de baja calidad.

“Es cuestión de la reputación del país”, dijo Janis Reirs, el ministro de Finanzas. “Es por ello que dijimos que esta es la prioridad número uno para nuestro Gobierno”.

Los observadores extranjeros no dudan de la sinceridad de Reirs, pero son escépticos de que un país pequeño y relativamente pobre como Letonia pueda ganar una batalla que en esencia lo enfrenta con oligarcas rusos y figuras del crimen organizado que se ha sabido que intervienen en la política local.

Los lazos deteriorantes con los sistemas financieros estadounidense y europeo son reveses para Letonia en su larga batalla para alejarse de Rusia y acercarse a Occidente. En ese sentido, el lavado de dinero ayuda al presidente Vladimir V. Putin de Rusia a lograr su objetivo de desestabilizar a la Unión Europea al tiempo que enriquece a sus compinches.

El año pasado, el Departamento del Tesoro de EU precipitó el cierre de ABLV Bank, el segundo banco más grande de Letonia, al poner al descubierto prácticas dudosas.

El Gobierno ha reducido sustancialmente el número de cuentas bancarias que pertenecen a no residentes, la fuente principal de lavado de dinero. Pero todavía conforman una porción importante de los clientes de los bancos letones.

Los banqueros del país insisten que muchos de sus clientes que no son residentes son emprendedores legítimos.

Mas un reporte de las autoridades europeas descubrió que la aplicación de leyes aún es permisiva. Nadie ha ido jamás a la cárcel en Letonia por lavado de dinero, descubrió el reporte. Las sanciones financieras son modestas y simplemente consideradas como el costo de hacer negocios.

El país tiene alrededor de siete meses para enmendar la situación antes de ser añadido a la lista de naciones de lavado de dinero que lleva el Grupo de Acción Financiera Internacional, una alianza cuyos miembros incluyen a EU, la Unión Europea y China.

“Estamos haciendo todo lo posible para no estar en esta lista gris”, dijo Liga Klavina, funcionaria en el Ministerio de Finanzas. “Creo que tendremos éxito”.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO